CUATRO MANERAS EN QUE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL CAMBIARÁ PRÁCTICAMENTE TODO

por Enrique Ortegón

https://www.grandespymes.com.ar/2019/12/30/cuatro-maneras-en-que-la-inteligencia-artificial-cambiara-practicamente-todo/

 

En realidad, esta nota está desactualizada, y un par de años es mucho tiempo en estos temas, pero el planteo general es correcto, y nos permite una mirada más amplia sobre el asunto.

 

La película Volver al Futuro predijo de manera acertada muchas cosas que el día de hoy son realidad. Y aunque nos faltan algunas, hoy podemos contar con autos que se conducen solos, robots, y bots que responden preguntas de manera humana, recomendaciones inteligentes sobre cuando dejar un lugar para llegar a tiempo al otro tomando en cuenta el clima y el tráfico.

Muchas de las marcas que utilizamos en nuestro día nos conocen perfectamente bien y nos dan recomendaciones proactivamente. Google predice tus palabras en la barra de búsqueda, Facebook te ofrece noticias personalizadas, Amazon conoce todas tus preferencias y detalles de compra (desde libros hasta artículos personales), Netflix es capaz de inventar géneros completamente nuevos de acuerdo con tus preferencias (sin importar que tan nostálgicas sean).

Todas esas tecnologías están impulsadas por la inteligencia artificial (IA): sistemas complejos que logran procesar y analizar todos los datos que nuestra sociedad genera y almacena. Estos sistemas son capaces de aprender, responder y predecir en base a la cantidad más grande de datos en la historia, y la cual solo seguirá creciendo.

No fue fácil llegar hasta aquí. Como lo comenta el artículo del New York Times “Artificial Intelligence Swarms Silicon Valley on Wings and Wheels”, el interés en la IA en los años 80 dio lugar a un pequeño boom. Sin embargo, debido a que carecía de un uso viable para los negocios, se produjo el “invierno de la IA”. Hoy, la mayor cantidad de datos y el inmenso poder de procesamiento han hecho posible la IA —esta vez en serio. Como resultado, las inversiones en IA están en auge. Como menciona The Times:

“El financiamiento para empresas emergentes de IA ha aumentado más del cuádruple a $681 millones de dólares en el 2015, de $145 millones de dólares en el 2011, según la compañía de investigación de mercado CB Insights. La compañía estima que las nuevas inversiones llegarán a $1,200 millones de dólares este año, lo que representa un incremento de 76% respecto al año pasado”.

Actualmente existen muchos usos para esta tecnología, pero creo que estamos solo rascando la superficie sobre el potencial impacto que puede tener en nuestras vidas.  La combinación de la conectividad a internet y la propagación de dispositivos móviles resulta en miles de millones de aparatos conectados que se pueden beneficiar de la IA, al servicio de la humanidad.

Nuestra vida está a punto de cambiar de una manera muy rápida. Estas son cuatro maneras en que la IA lo cambiará todo:

  1. El Internet de las Cosas

¿Has notado cómo las computadoras son cada vez más pequeñas y, a la vez, más inteligentes? También son más baratas. Hoy en día, hay una computadora dentro de cualquier cosa con un botón de encendido/apagado. Todos estos nuevos dispositivos inteligentes —desde tostadores hasta cepillos dentales, termostatos, focos y automóviles— se conectan en red y se comunican entre sí, con las empresas y con los consumidores. ¿Por qué no habría tu auto de avisarle a tu casa que estás por llegar para que tu casa le diga al horno que se precaliente a la temperatura adecuada para ese pescado que ya sabe que acabas de comprar porque lo compraste con tu teléfono, y tu teléfono se lo informó? Detrás de cada dispositivo hay un cliente, y la próxima generación de clientes esperamos una experiencia conectada e inteligente. Nos referimos a muchas cosas conectadas: 6,000 millones de cosas que, afirma Gartner, requerirán soporte en el 2018. Esos miles de millones de cosas conectadas significan volúmenes gigantescos de datos de clientes. Las empresas necesitan ser inteligentes en cuanto a la manera en que recopilan, digieren y aplican esos datos, que son el alma del Internet de las Cosas… siempre y cuando se puedan utilizar en forma adecuada y al servicio del cliente.

  1. Datos y análisis inteligente

Se está produciendo una brecha enorme entre las compañías y los clientes. De todos los datos que los clientes crean, menos del 1% se analizan, de ahí que el 77% de los clientes afirmen que no sienten que las empresas con las que interactúan tienen una relación con ellos. Existen tantas maneras de leer los datos y tantas conclusiones a las cuales llegar sobre los hábitos y las preferencias de los clientes, y, sin embargo, la mayoría de esas posibles perspectivas se quedan a medio camino porque las empresas no dan prioridad al análisis de esos datos. Las nuevas herramientas revelan perspectivas útiles sobre el cliente. Esas perspectivas existen a lo largo de un espectro de inteligencia: las herramientas más básicas requieren que extraigas información de ellas, mientras que las herramientas más inteligentes te entregan información y anticipan lo que quieres saber. Para éstas últimas utilizamos el aprendizaje automático.

  1. Aprendizaje automático

Con el aprendizaje automático, los sistemas de cómputo pueden tomar todos esos datos del cliente y complementarlos, a fin de operar no sólo con lo que se ha programado, sino también para adaptarse a los cambios. Los algoritmos se adaptan a los datos, lo que les permite desarrollar conductas previamente no programadas. Aprender a leer y reconocer el contexto significa que un asistente digital podría escanear los mensajes de correo electrónico y extraer lo que necesitas saber. Inherente a ese aprendizaje es la capacidad de realizar predicciones sobre el comportamiento futuro, conocer al cliente de manera más íntima y ser no nada más proactivo, incluso prescriptivo.

  1. Predicción

Los datos masivos y el análisis producen patrones, y cuando las máquinas más inteligentes son capaces de leer patrones y aprender de ellos, pueden descifrar lo que sigue, deducir en lugar de asumir, y concluir en lugar de adivinar. La promesa de un “asistente digital” no es la voz robótica que responde tus preguntas sobre el clima y los horarios de cine, sino que sabe tus patrones, aprende de ellos y nos recuerda que salgamos en ese momento para romper nuestro récord de llegar dos minutos tarde el 80% del tiempo. El sistema necesita alimentarse, y de ahí partirán máquinas más inteligentes, dispositivos conectados y la capacidad de predecir nuestras necesidades y deseos. Entre más información de calidad proporcionemos al sistema, mayor será su inteligencia y capacidad de servirnos.

En todas esas áreas, la IA nos ayudará a trabajar de manera más eficiente, al igual que nos permite etiquetar a gente en una foto de Facebook. El “invierno de la IA” no volverá a repetirse, y las compañías de todos tamaños se beneficiarán de ella.  Desde mi punto de vista, en el caso de la Inteligencia Artificial (IA) el invierno no está por llegar, sino que el invierno ya acabó.

Referencias

http://mobile.nytimes.com/2016/07/18/technology/on-wheels-and-wings-artificial-intelligence-swarms-silicon-valley.html?_r=0

LAS NUEVE CARACTERÍSTICAS DE LAS EMPRESAS DEL FUTURO: LÍQUIDAS, ABIERTAS Y CREATIVAS

Del futuro, seguro, pero hay que trabajar en estas cosas desde ahora.

 

Por Juan Sobejano.

https://www.grandespymes.com.ar/2019/12/17/las-9-caracteristicas-de-las-empresas-del-futuro-liquidas-abiertas-y-creativas/

 

Llevo mucho tiempo leyendo y reflexionando sobre la innovación y cada vez hay más modelos, más metodologías y más teorías sobre ella, y todas ciertas, por supuesto. Y tal vez no tanto porque ofrezcan buenos resultados como porque nos obligan a reflexionar sobre la innovación y nuestras organizaciones.

En ocasiones es más valioso lo que nos preguntamos que lo que respondemos.

No digo que estas teorías no sean válidas y bien aplicadas no den buenos resultados, lo que digo es que posiblemente estemos empezando la casa por el tejado. Y lo explico en el artículo.

Las metodologías pueden ser mejorables

Hay varias cosas que creo que han de tener estas metodologías:

1.-Han de ser abiertas y revisables

Cuanto más estrictas y con unos pasos más marcados menos resultados van a dar, porque es fundamental que sean capaces de adaptarse a las distintas organizaciones en las que se aplican. Y tengamos en cuenta que no hay dos iguales.

2.-Han de estar enfocadas a la práctica, al conocer y evolucionar haciendo

Se aprende haciendo cosas, no reflexionando solo en una oficina, esto como mucho te da los enfoques necesarios, pero el verdadero conocimiento es el que se adquiere trabajando y equivocándose en equipo.

3.-Han de ser mejorables por el grupo, por la comunidad

Las metodologías de innovación han de aceptar que vivimos un momento en el que la inteligencia colectiva es clave, y despreciar ese potencial no tiene hoy en día sentido.

4.- Ha de haber una mezcla de objetivos

Ha de haber una mezcla de objetivos para la obtención de resultados concretos (productos, servicios, procesos, marketing…) y a la creación de entornos de innovación. Y este punto es la clave del artículo.

Metodologías erróneas de innovación He dicho antes que estamos empezando la casa por el tejado, y es porque creo que nos enfocamos desde el minuto cero a resultados concretos, es decir, a un output único y distinguible: un producto, un servicio, un nuevo proceso de producción, un modelo de gestión…

Sin embargo, creo que no damos importancia, o no en la misma medida, a la creación de entornos con alto potencial innovador. Pensamos (erróneamente) que la innovación se construye con impulsos puntuales, con proyectos limitados en el tiempo y que hace, aparentemente, avanzar a la empresa a trompicones.

Este tipo de gestión de la innovación tiene una serie de debilidades:

1.-Suele ser gestionada por equipos muy concretos, con lo que no hay una permeabilidad de la innovación al resto de la organización.

2.-No se suele trabajar en el aprendizaje de la innovación. Son proyectos que se quedan en el producto o servicio, y no sacan conclusiones ni enseñanzas que transmitir a toda la organización.

3.-Suelen ser muy técnicos, dejando de lado el aspecto filosófico y humanista que sin duda tiene la innovación.

4.-Se genera una falsa sensación de estar en la innovación, de que la empresa ha llegado a la innovación, cuando ésta no es un estado. La innovación termina utilizándose como una medalla.

Crear una cultura de la innovación

En estos modelos se olvida ir más allá del mero hacer, que no tiene sentido si no se aprende y se convierte en la base de una mejora continua. Por eso es por lo que creo que más importante incluso que innovar, que puede ser un hecho puntual e incluso en ocasiones casual, es más importante hablar de organizaciones que poseen la cultura de la innovación.

Este tipo de organizaciones cumplen los siguientes requisitos:

1.-Visión y liderazgo abiertos y “débiles”

No se trata tanto de mandar como de dirigir y motivar. Es importante que el equipo pueda desarrollar todo su potencial de manera autónoma.

2.-Statu Quo y organización inestable y cuestionada

Si estamos en un entorno inestable no tiene sentido que no lo seamos nosotros. Empresas líquidas, parafraseando a Zygmunt Bauman.

3.-Organización permeable al entorno

No podemos ser empresas ni organizaciones bunker, sino dispuestas a compartir y capturar del entorno. Coopetición y empresa abierta.

4.-Gestión del conocimiento como elemento fundamental de la gestión diaria

El conocimiento como elemento estratégico y con un enfoque de uso y compartir, no de posesión.

5.-Tolerancia al error e integración en la gestión como fuente de conocimiento

No se yerra, se descubre una manera en que no tenemos los resultados esperados.

6.-Organización horizontal, aunque dirigida y motivada

Esto quiere decir que todos pueden participar de cualquier proyecto y que no hay barreras, la información y el conocimiento fluye en todas direcciones.

7.-Centrada en las personas como eje central de la organización

Más valiosas que los medios físicos, porque son la fuente y gestores del conocimiento.

8.-Reflexión colectiva e híbrida como herramienta habitual de desarrollo de proyectos

No sólo se integra a toda la organización, sino que se abre a cualquier tipo de fuentes, por muy heterodoxas que parezcan.

9.-Capacidades digitales

Para potenciar todo lo dicho anteriormente y como altavoz del conocimiento.

La cultura de la innovación en el ADN de la organización

Las organizaciones que tienen la cultura de la innovación en su ADN no necesariamente deben innovar. Ese es su objetivo, pero la innovación es algo más complicado que sólo desearlo. Este tipo de organizaciones tienen el potencial para hacerlo más que otras que, posiblemente, sí hayan innovado en algún momento pero que luego no han sabido recoger el fruto de ese impulso. Me viene a la mente el ejemplo de Kodak.

Las organizaciones que tienen la cultura de la innovación en su ADN son organizaciones que incluyen la innovación en su modelo de negocio como algo diario y habitual. Si no innovan, o si no innovan de manera disruptiva, sí tienen la capacidad de ir adaptándose al entorno y respondiendo adecuadamente a los cambios que en él se generan.

La innovación ha de ser una parte de las empresas, no objetivos concretos e individuales limitados en el tiempo y que en ocasiones resultan difíciles de gestionar en determinadas organizaciones, porque no están preparadas y necesitan forzar sus equipos para construir uno que lleve adelante el proyecto.

La innovación supone también evolucionar de manera natural y constante encontrando saltos disruptivos en el camino, pero no sin tener el cambio en el día a día de la organización. Empresas líquidas, abiertas, creativas y cuestionadas como valores a defender en las empresas del futuro

 

Fuente https://manuelgross.blogspot.com/2016/01/crear-cultura-de-la-innovacion-9.html

 

Acerca de Juan Sobejano

Fundador de Innodriven. Graduado en turismo y especializado en marketing y dirección hotelera. Experto en innovación, estrategia, modelos de negocio y socialmedia. Profesor en masters de varias universidades españolas. Forma parte del movimiento Consultoría Artesana, que trabaja por un modelo de consultoría no invasiva y comprometida con el proyecto y el cliente, y centrándose en las personas.

CUATRO CONSEJOS PARA CONSTRUIR LA ESTRATEGIA DIGITAL DE TU EMPRESA

El marketing digital está de moda. Eso no es mentira para nadie. El problema de este exceso de información es que se hace mucho más fácil cometer errores porque no sabemos qué funciona y qué no. Esto es muy costoso para cualquiera y sobre estos errores hablaremos hoy.

Google entrega unos 64 millones de resultados de la palabra marketing digital. Pero ¿Cuántas veces tienen la oportunidad de sentarse con uno de los expertos avalados por Google a nivel global en mercadeo?

En todo emprendimiento, los recursos tienden a ser escasos al principio; y, si se corre con la suerte de tener una inversión desde antes de comenzar a emprender, el dinero se debe utilizar de forma muy estratégica. Sin embargo, la mayoría de los emprendedores (y empresarios) tienen que construir 3 páginas web antes de obtener una que, en verdad, les funcione.

En este episodio de nuestro podcast pueden escuchar a Luis Betancourt, quien tiene más de 14 años de experiencia en temas digitales, es entrenador y mentor de varios programas de aceleración en América Latina y, por si fuera poco, es uno de los 23 expertos de Google en Marketing a nivel mundial.

En esta entrada de blog vamos a recopilar todos los aprendizajes que Luis compartió en 4 consejos muy útiles que puedes aplicar antes de que empieces a montar una estrategia digital.

No te vamos a enseñar a manejar Google Analytics ni decirte en qué horas es mejor publicar en Instagram, pero sí te hablaremos sobre las bases de una buena estrategia de marketing digital. Si este tema te gusta tanto como a nosotros, puedes ser parte de nuestro curso con Luis Betancourt en Empréndete Premium.

Consejos de marketing digital para empresas

Hacer mercadeo digital no es publicar en Facebook y ya: Con el boom de las redes sociales apareció una conciencia colectiva que le dio importancia a los canales digitales y se crearon cargos como el del Community Manager; sin embargo, eso también hizo que varias agencias de mercadeo le dieran a entender a la mayoría de los emprendedores que lo mejor era iniciar con una página de Facebook. Sin embargo, existen otros detalles que son más importantes en la creación de una para el marketing digital de tu emprendimiento o empresa.

Una buena estrategia de marketing digital no se limita a redes sociales, pero también contempla muchos aspectos que van desde la página web hasta formas de fidelizar a tu audiencia con otros canales digitales.

Entiende tus diferenciales y comunícalos como una verdadera solución: El ego del emprendedor es grande: Todos creemos que tenemos la mejor solución cuando a veces ni problema hay. Nosotros podemos estar seguros de tener el mejor producto, pero nadie va a saber que es el mejor si nadie lo busca. Mirar más allá del ombligo y entender cómo van a tu emprendimiento en las redes sociales o en el mar de páginas web es vital. ¿Quién los va a buscar?

Un elemento vital de una buena estrategia de marketing digital es indagar en el planeador de palabras claves de Google para ver de qué forma un público masivo puede encontrar la solución que tu emprendimiento propone. Si tienes una empresa que vende un innovador suplemento dietario, debes indagar la gente cómo lo puede encontrar en línea. ¿Qué buscan las personas interesadas en esto? Pero, antes de indagar sobre las palabras clave para la construcción de tu estrategia de marketing digital, debes entender cuál es el diferencial de tu producto. ¿Verdaderamente tienes una solución a un problema o tu emprendimiento aún no soluciona un problema claro?

Entiende cómo funcionan las transacciones de tu emprendimiento: Si bien una estrategia de marketing digital es importante, lo es aún más entender cómo funciona el ciclo de ventas de tu empresa. ¿Tus clientes compran en línea o deben ir a un punto de venta? En caso de que tu cliente deba ir a una tienda para comprar, es importante que tus esfuerzos digitales tengan en cuenta que deben llevar a las audiencias al punto de venta, porque estos esfuerzos se deben traducir en incrementar el volumen de ventas. Otro de los errores que se han venido cometiendo es creer que los esfuerzos de mercadeo análogos como generar experiencia en punto de venta o incluso repartir volantes son igual de valiosos que aumentar las interacciones en las redes sociales. Todo depende de quién es el usuario final.

Hacer marketing digital no es hacer algo bonito: Hacer una página web que solo sea bonita es un error en el que todos podemos caer (créannos porque nos pasó). La página web y todos los esfuerzos tienen una intención y un objetivo concreto. Enfócate en él. Existe una creencia errónea que nos ha llevado a pensar que hacer un buen mercadeo es nada más crear piezas gráficas bonitas. Sin embargo, la estética no tiene una correlación directa con las ventas.

Enfócate en crear un sitio web que sea funcional y comunique de forma clara el diferencial de tu empresa. A medida que se vayan validando los supuestos, podrás ir maquillando tu sitio web para que se vea mucho mejor.

En el emprendimiento siempre se deben hacer pruebas y entender que todo es un supuesto hasta que no se pruebe con evidencia real. Si vas a vender ropa en línea, es mejor empezar por Instagram para ver cómo se comporta la audiencia con el producto antes de crear un e-commerce que cueste varios miles de dólares sin saber si sea esto lo que se necesita.

Lo último y más importante es medir. Una vez montes una estrategia de marketing digital, Google Analytics se convertirá en tu mejor amigo porque es esta herramienta la que te permitirá ver cuáles son los puntos débiles de tu página web, cuáles son las fuentes de tráfico, cómo está llegando la gente al sitio web de tu emprendimiento y demás.

 

Fuente: https://www.emprendices.co/4-consejos-para-construir-la-estrategia-digital-de-tu-empresa/

¿QUÉ ES EL INFLUENCER MARKETING Y POR QUÉ DEBERÍAS INCLUIRLO EN TU ESTRATEGIA?

https://www.emprenderalia.com/influencer-marketing/

 

El universo del marketing es uno de los sectores que concentran más innovación y novedades de todo el mundo.

No es de extrañar que un mercado saturado de miles de impactos publicitarios diarios, las personas que nos dedicamos al marketing busquemos nuevas y mejores formas de llegar a los posibles clientes.

Y dentro de estas nuevas formas destaca en los últimos años el influencer marketing o marketing de influencers.

¿Qué es el Influencer Marketing?

El marketing de influencers es una estrategia de marketing basada en la colaboración entre empresas o marcas y personas que tienen una audiencia propia, llamados influencers.

Es una evolución de la publicidad y los anuncios en los que aparecían personas famosas que se realizaban, y se siguen realizando, desde hace muchos años. La principal novedad es que los influencers no sólo son famosos, sino que tiene una audiencia de seguidores que forman parte de una comunidad.

En este tipo de marketing el influencer hace de prescriptor de productos o servicios que están alineados con sus valores, muchas veces utilizando ellos mismos estos productos o servicios.

Del lado de la empresa que utiliza el marketing de influencers su objetivo es llegar a un público determinado a través del influencer y el influencer, además de generar ingresos también recibe apoyo y visibilidad por parte de la marca.

Por lo tanto, es una estrategia muy beneficiosa para ambos y que, cuando se realiza bien y de forma ética, también ofrece beneficio a la audiencia porque consiguen una recomendación de algo de su interés de una persona en la que confían.

¿Por qué deberías incluir el marketing de influencers en tu estrategia?

A pesar de ser una estrategia relativamente nueva, gracias al boom de los gamers, instagramers, en los últimos años, las estrategias de influencer marketing mueven millones de euros en todo el mundo y generan resultados excepcionales.

Estos son algunos de los beneficios de utilizar este tipo de estrategias:

Puedes llegar a nuevas audiencias muy específicas a las que no podrías llegar de otra forma y que, además, conoces de antemano sus características para diseñar la campaña con los mejores resultados

Además de llegar a nuevos clientes puedes fidelizar a los que ya tienes debido al branding que consigues gracias a los influencers que recomiendan tus productos o servicios

Existen diversas plataformas de influencer marketing que te ayudan en todo el proceso por lo que no es una estrategia sólo para grandes empresas

Y además el coste es muy variable, puedes invertir poco dinero colaborando con influencers que están despegando y también invertir más fuerte con influencers consolidados, de forma totalmente adaptable a las posibilidades de tu negocio

Te ayuda a establecer relaciones duraderas tanto con los influencers como con los clientes con los que refuerzas los valores de tu marca y el ROI de tu estrategia va aumentando con el tiempo

Es una estrategia en fase de crecimiento, por lo que es un buen momento para beneficiarte de todas estas ventajas debido al recorrido de años que todavía tiene por delante hasta consolidarse como una de las mejores estrategias de marketing

Como puedes ver el marketing de influencers es una estrategia muy de moda, con mucho potencial y mucha flexibilidad, por lo que merece la pena incorporarla a tu estrategia global de marketing para llegar a una audiencia que de otra forma no podrías alcanzar.

 

Escrito por Xavi Sanchez

Xavi Sánchez es el fundador de Emprenderalia. Su objetivo es acompañar a otros emprendedores en su aventura empresarial y crear nuevos proyectos. Entre sus campos de acción preferidos se encuentran el marketing online, y las metodologías de negocio, creación de empresas y proyectos.

CÓMO CONSEGUIR AGILIDAD ESTRATÉGICA: CINCO PRINCIPIOS BASICOS

https://www.grandespymes.com.ar/2019/12/10/como-conseguir-agilidad-estrategica-5-principios-basicos/

 

Si, ya nos ha quedado muy claro que nunca hasta ahora la humanidad había vivido en una época de cambios tan rápidos.

Me cuesta explicarle a mis padres que es eso de la digitalización, del internet de las cosas, de la economía colaborativa, que se puede imprimir en 3 dimensiones…. Es como si me hubiera ido de viaje al futuro y regresara explicando las novedades. Ellos perdieron el hilo hace tiempo, se mantienen informados, pero lo entienden a su manera. Todo pasa tan rápido que el mundo se ha vuelto extraño para ellos.

El cambio ha estado presente a lo largo de toda la humanidad, pero ahora se acelera y nos produce una sensación de agobio, de no estar al día y ser incapaces de ponernos al día a tal velocidad, sensación de angustia y estrés por no tenerlo todo controlado.

Y esto no tiene freno, el futuro promete traernos más vértigo. Para hacernos una idea de lo que trae ese futuro-presente podemos leer este resumen del libro “The inevitable” de Kevin Kelly: “Las once fuerzas que definirán la tecnología del futuro”. “Las invenciones más fascinantes de todas aún no han sido inventadas”, afirma.

Cambios que impactan en personas y organizaciones. Las organizaciones con menos capacidad de reacción, flexibilidad y adaptación al cambio, se van a quedar por el camino. Vamos a necesitar empresas rápidas, muy rápidas, cada vez más rápidas. Y para eso vamos a tener que cambiar la forma de organizarse de muchas empresas, las estructuras tendrán que ser mucho más ágiles.

Para desarrollar agilidad estratégica en un mundo que se mueve a una velocidad de vértigo, John Paul Kotter en su libro “Acelerar” propone crear organizaciones duales.

Algunas de las reflexiones del libro de Kotter

Las organizaciones ágiles son aquellas que mantienen sus estructuras jerárquicas y formales para dar respuestas a la actividad del día a día, y las combinan con organizaciones en red, que imprimen velocidad al cambio y trabajan para acelerar la organización y resolver la estrategia de la compañía. Son redes de agentes de cambio: la organización DUAL.

Las jerarquías enfocadas en la gestión están hechas para minimizar riesgos y mantener a la gente encasillada en sus funciones, sin embargo, la organización red como parte del Sistema operativo dual, impulsa esos pasos muy deprisa al permitir que un número mayor de personas se conviertan en agentes de cambio. El sistema dual se enfoca en liderar las iniciativas estratégicas.

Kotter destaca 5 principios básicos que rigen los sistemas duales:

El motor de los cambios importantes debe ser la convergencia de muchas personas y de diversas áreas, no solamente de las pocas designadas siempre. Se necesitan ejércitos de gestores del cambio en las empresas, personas capaces de tener iniciativas y tomar decisiones, no limitarse a cumplir órdenes.

Una mentalidad de “querer llegar” y no de “tener que hacerlo”. En tu organización hay personas con la capacidad y la energía suficiente para actuar como motor del cambio, sin dejar de cumplir sus tareas y objetivos del día a día. Solo tienes que llegar a ellos.

Acción desde la cabeza y el corazón. Es el corazón lo que mueve a las personas. La energía que se puede llegar a conseguir al actuar juntos por una causa superior, no tiene freno.

Mucho más liderazgo y no solo gestión. La clave está en la visión, la oportunidad, la agilidad, la inspiración, la pasión, la innovación y en mayúsculas, la CELEBRACIÓN de los éxitos.

Una alianza inseparable entre la jerarquía y la red, no solamente una jerarquía mejorada. Cuidado, existe el peligro de convertir esta nueva organización en dos “supersilos”, dos grupos dentro de la misma organización que trabajan de forma independiente. Es una forma de trabajar nueva que tiene que ir calando en toda la organización.

La mayoría de empresas, a su inicio, tienen la agilidad, velocidad y creatividad suficiente para aprovechar todas las oportunidades del mercado. Su forma de organizarse es en red. Cuando la empresa empieza a crecer y madurar, acaba convirtiendo su organización en jerárquica, olvidando la energía que le suponía la red inicial.

Aprovechemos esa agilidad de nuestras pymes para movernos más rápidamente en este mundo cada vez más complejo, pero sobretodo, conservemos en nuestra madurez esa potencia que aporta valor competitivo. Conservemos la curiosidad del niño y la valentía de la juventud en nuestra etapa madura.

Post original publicado en Con Tu Negocio