EL SIGLO XXI NOS ENFRENTA A LOS DESAFÍOS DE UN CAMBIO DE ERA

Por: Jaqueline Pels

https://www.grandespymes.com.ar/2019/10/29/el-siglo-xxi-nos-enfrenta-a-los-desafios-de-un-cambio-de-era/

Si a un señor feudal le hubiéramos dicho que en un futuro los reyes no serían las figuras políticas más importantes, que sus siervos iban a tener el derecho a voto igual que él, que el agro no sería el centro de la economía, que las ciudades albergarían la mayoría de la población, que los caballos no serían el medio de transporte y, que la comunicación no usaría por postas o palomas mensajeras; seguramente se hubiera reído cual si fuéramos bufones en su corte. Hoy estamos viviendo un cambio de era, un período de transición igual de radical. Estos momentos son excepcionales, la humanidad los ha transitado pocas veces. Vivirlo es un privilegio, pero, también, una incógnita.

Tanto desde la literatura de difusión (ej. autores como Yuval Harari con sus libros Sapiens y De Animales a Dioses), como desde la investigación académica (ej. estudiosos como Jan Rotmans de la Universidad de Erasmus), hay hipótesis que sugieren cómo podría ser este futuro. Estos escritos buscan mostrarnos el punto de llegada. El foco de este artículo no está en vislumbrar cómo será o debiera de ser el futuro; el foco es ayudarnos a transitar mejor el camino, poder entender el proceso de cambio de era.

Ya en 2015, el Papa Francisco I, remarco que no estamos viviendo una era de cambios sino un cambio de era. ¿Qué distingue una era de cambios de un cambio de era?

Primero, en las eras de cambio las transformaciones se aceleran, pero no modifican su lógica (por ejemplo, a lo largo del Siglo XX, los autos se vuelven tecnológicamente más sofisticados, pero no cambia el medio de transporte). Por el otro lado, los cambios de era tienden a ser procesos transversales. En el Siglo XXI los cambios trascienden las innovaciones tecnológicas y pasamos a la gestión del conocimiento (internet de las cosas, inteligencia artificial, blockchain) e involucra cambios en la comunicación (redes sociales, YouTube), en la economía, (el futuro del trabajo, Airbnb, Glovo), en la geopolítica (el Brexit, el auge de China, la caída del eje USA-Rusia), en la filosofía (la post modernidad, la verdad post-científica), en los objetivos colectivos (los nuevos objetivos de desarrollo sustentable de Naciones Unidas), en el arte (arte digital, realidad virtual), en la educación (formación continua), entre otros. Entonces, si en los cambios de era los procesos son transversales, se debe ser consciente que las lecturas parciales pueden ser equívocas. A veces, por el afán de concentrarnos en un tema (típico de la especialización que caracterizó el Siglo XX), perdemos de vista que las diversas fuerzas se presentan en modo interrelacionado, donde un cambio impacta y amplifica los otros. Por ejemplo, si tratáramos de circunscribir el fenómeno de #MeToo a un fenómeno de redes sociales sería una caracterización miope. #MeToo combina varios de los cambios mencionados: internet (tecnología), las redes sociales (comunicación), los objetivos de desarrollo sustentable de Naciones Unidas (objetivos colectivos), no reconocer fronteras ni estar alineado a ideologías políticas (cambios geopolíticos). Desde esta perspectiva, la tecnológica, si bien importantísima, es sólo un síntoma. Es, entonces, importante adoptar una mirada holística y sistémica.

Segundo, en las eras de cambio por su intenso ritmo, vemos en el transcurso de la vida de una persona, su nacimiento, desarrollo y madurez (por ejemplo, el surgimiento y desarrollo de la televisión). Alternativamente, en los cambios de era los tiempos son largos; son tiempos históricos. Tomemos el caso de la Revolución Francesa de 1789. Usualmente, la ubicamos como el fin de las monarquías totalitarias y como el hecho histórico que sienta las bases de la democracia moderna. Sin embargo, Francia, en los ochenta años sucesivos a la revolución francesa, pasa por siete regímenes políticos: tres monarquías constitucionales, dos repúblicas efímeras y dos imperios. Podemos afirmar que un ciudadano parisino seguramente se sintió confundido: sabía que habían decapitado al rey Luis XVI, pero ¿iban para adelante? ¿para atrás? ¿hacia el costado? En un mundo donde la inmediatez nos resulta tan natural, donde Google nos da la respuesta en nanosegundos, frente al cambio de era, tenemos que desarrollar la paciencia.

Por último, en las eras de cambio es relativamente fácil predecir el impacto del cambio (la introducción de Skype afecto en modo directo el negocio de llamados de larga distancia de las telefónicas). Sin embargo, en los cambios de era, es fácil ver lo que ya no es, pero, aún, no sabemos, que será. Entonces, los cambios de era se debe aceptar que “se está siendo” que, producto de las interrelaciones, intentar predecir su forma final, es -casi- un ejercicio inútil. Por ejemplo, ¿sabremos a ciencia cierta cómo será el futuro del trabajo? ¿Es correcto hacer una comparación con lo que fue la revolución industrial del Siglo XIX? ¿Serán las tareas netamente humanas, como el cuidado de las personas, las principales fuentes de trabajo? ¿Es necesario cambiar el sistema educativo? Si tratáramos de definirlo, seguramente, estaríamos en lo cierto por un breve período, pero equivocados respecto del resultado final. Retomemos el caso de las telecomunicaciones, soluciones que parecían novedades que iban a sustituir en modo permanente una tecnología (como ser Skype respecto del llamado internacional del teléfono de línea fijo) fueron rápidamente sustituidas por otras como WhatsApp. Hoy, sabemos que habrá más novedades en las comunicaciones interpersonales. Tomemos otro ejemplo, el cambio en las preferencias en las formas de alimentación (vegano, macrobiótica, vegetariano). Aún no es claro si una de todas estas tendencias se establecerá como el nuevo modo de alimentarse, si todas convivirán o si son la antesala de algo que aún no ha surgido. Lo único que sabemos es que es un repudio a la “vieja” forma de comer y, desde un lugar más profundo, una nueva forma de vincularnos con los otros seres con los que compartimos el planeta. Entonces, en los cambios de era el pensar que ‘hemos llegado’ es muy riesgoso porque crea falsas certezas. Sabemos convivir con cambios; debemos aprender a vivir en la incertidumbre.

Lejos de una mirada pesimista la invitación es a entender procesos más que buscar soluciones.

Comprender que todos los elementos que Zygmunt Bauman brillantemente sintetizó en la expresión de “sociedad líquida” y que pueden parecer negativos, son las características de una etapa de transición. Por ejemplo: los vínculos efímeros (en antítesis de los estables), el auge de los relatos (por sobre los “datos”), la velocidad con la cual los emprendimientos cambian y/o desaparecen (la vida promedio de una empresa en el Siglo XX era de 60 años; hoy es de 18 años, menos de un tercio), la descentralización (que implica pérdida de control), las nuevas formas de la gestión como el lean management, el fail fast, el canvas (frente a la planificación a largo plazo o las estructuras corporativas), entre otros.

Es darnos cuenta que no se puede cambiar de era sin que la anterior “ya no sea”. Implica entender que esta deconstrucción es indispensable y aceptar que la nueva era no ha, aún, encontrado su nuevo formato. Desde esta mirada, los relatos son experimentos, verbalizaciones de posibles futuros, los vínculos efímeros son intentos de nuevas formas de relacionarnos, la velocidad del ciclo de vida de las empresas representa ensayos de las nuevas formas de plantear soluciones, la descentralización impide que haya actores preponderantes que, por si solos, dirijan el cambio. En resumen, todas son maneras de fluir (líquidas como el agua) en búsqueda de, eventualmente, encontrar la nueva forma.

Un cambio de era es el periodo que se ubica entre dos apogeos. Por ejemplo, en el primer párrafo de la nota describimos las características del apogeo de la Edad Media. El apogeo de la Edad Moderna se caracterizó, entre otros aspectos, por el predominio de la ciencia por sobre la religión, cambios tecnológicos, el surgimiento de los estados nación. El tránsito entre uno y otro no fue fácil; éste cambio de era tampoco lo es y genera, simultáneamente, sensaciones encontradas: ilusión por las mejoras que se vislumbran e incertidumbre por la desorientación que acarrean. Sin embargo, si nos quedamos atados al pasado, no dejamos que llegue el futuro. Hay que trabajar para armar ese futuro y no para mantener el pasado. En resumen, esta nota es una invitación a mirar al presente desde la lógica del Siglo XXI y no desde el pensamiento del Siglo XX.

 

Doctora en Investigación de Gestión, Universidad de Leicester; profesora de Marketing en la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella

 

Fuente https://www.lanacion.com.ar/opinion/irilisis-dolorti-scilla-alit-ulla-facilla-feu-feugait-la-feu-facilel-siglo-xxi-nos-enfrenta-a-los-desafios-de-un-cambio-de-eratissequi-blam-non-vel-diam-niscipis-dunt-niscipit-alis-at-nid2290954

¿CÓMO NACEN LAS IDEAS DE LOS EMPRENDEDORES?

https://www.grandespymes.com.ar/2019/10/28/como-nacen-las-ideas-de-los-emprendedores-2/

Cada día aparecen nuevas ideas para emprender un negocio. Quizás muchos se preguntarán cómo nacen estas ideas, o cuáles son las fuentes que inspiran a los emprendedores.

Aunque estas ideas puedan provenir de diferentes espacios, muchas de ellas surgen de aquellos sectores en los cuales los emprendedores poseen cierta experiencia o conocimientos.

Sin embargo, vale la pena indagar de dónde vienen sus ideas. Por ello, hemos querido compartir contigo algunos sectores de los cuales los emprendedores hacen nacer sus ideas.

Fuentes de las ideas de emprendedores

1-Tendencias tecnológicas

este ámbito tiene mucho que ofrecer por medio de todas sus innovaciones, por lo que muchos emprendedores recurren a este sector para observar y generar ideas únicas que logren llamar la atención del público y contribuyan al progreso de la sociedad.

2-Nuevas necesidades

aunque muchos crean que ya todas las necesidades han sido satisfechas a lo largo de los años, lo cierto es que, a medida que transcurre el tiempo y aparecen nuevos productos y avances, también surgen nuevas necesidades por cubrir.

De hecho, mientras una necesidad queda cubierta, aparecen otras que también necesitan atención, por lo que muchos emprendedores se encuentran a la caza de las necesidades que son nuevas, o que pocos han podido percibir, para llegar a esos espacios.

3-Manifestaciones culturales

en determinados países conviven personas de diferentes culturas, en las que cada una es diferente a la otra y también presenta necesidades que son distintas al resto. Muchos emprendedores tratan de ver dentro de cada cultura qué tipo de aporte pueden realizar, atendiendo el contexto en el cual se desenvuelve, y tratando de ofrecer ideas relacionadas con las tradiciones o costumbres de una determinada región.

Por ejemplo, en el sector turístico, en relación con este tipo de ideas asociadas a la idiosincrasia de ciertas poblaciones, se pueden crear productos o servicios que logren atraer a muchos turistas, o personas interesadas en conocer dicha área geográfica.

4-Agregar otros usos

a productos que no cubren las expectativas de los usuarios de manera completa. De hecho, hay productos que ya no ofrecen nada nuevo, así que los clientes prefieren incluso no comprarlos. Pero, los emprendedores muchas veces observan esto como una oportunidad para agregar un elemento que sea distinto a los que ya posee, en cuanto a su funcionalidad, y lograr atraer nuevamente la atención de las personas.

Muchas veces, también añaden un uso que se complemente con el que ya posee, o una función totalmente distinta que le revalorice.

5-El encuentro con otros emprendedores

también puede ser una fuente que logre hacer fluir muchas ideas puesto que, cuando los emprendedores tienen cosas en común y se reúnen, esto deja resultados increíbles. Podría decirse que se trata de una explosión de ideas cuando varias personas con deseos de emprender se encuentran para detectar necesidades u oportunidades.

6-Emprender en franquicias

que ya se saben que son exitosas y tienen buena aceptación entre los usuarios. Muchos emprendedores parten de una franquicia, esta les provee los permisos para utilizar su sello distintivo, o imagen que la define, y, además de brindar información y capacitación a los emprendedores, también les permiten colocar en venta los productos que son vendidos por ellos, utilizando los mismos estándares que en el resto de los puestos.

Sin embargo, por el hecho de que un emprendedor se suscriba a ideas que ya han tenido éxito, aun así, no está libre de recolectar información necesaria para determinar si tal idea será igual de exitosa en su localidad, como lo ha sido en otros sitios.

7-Empezar con un negocio que ya funciona

y cuyo éxito y aceptación ya ha sido comprobado. Esto puede efectuarse a través de un traspaso. Es decir, recibir legalmente un negocio que ya funcionaba y que tiene un número de clientes que permiten que la idea continúe siendo productiva.

En estos casos, también se debe realizar un estudio e indagar los motivos por los cuales el anterior propietario está dispuesto a traspasar su negocio, ya que pudiese darse el caso de que la clientela ha disminuido, posee muchas deudas, u otros motivos. Lo recomendable es analizar los documentos que posee, examinar si todo está en regla y cuáles son los ingresos y egresos que genera el mismo.

8-Necesidades de tipo social

este sector siempre tiene una gran demanda. Muchos emprendedores deciden llevar ideas innovadoras o zonas alejadas de la ciudad para proveer los servicios o productos que cubran este tipo de vacíos en el ámbito social.

Por ejemplo, personas que no puedan trasladarse a la ciudad, por la distancia, para recibir servicios médicos, o que no tengan suficientes centros para entretenerse, pocos lugares para capacitarse y adquirir determinados conocimientos, entre otros.

9-Ideas de otros países

que todavía no hayan llegado al país donde se encuentre el emprendedor, y que este considere que puedan tener buena acogida. Esto puede ir desde maneras distintas para hacer negocios, hasta la importación o exportación de productos o servicios que no se hayan implementado todavía en el lugar de residencia.

Esta opción también requiere una investigación que arroje resultados sobre la viabilidad que tiene la idea en la región, así como determinar si ciertamente se pueden tomar las ideas tal como funcionan en otros lugares, o adecuarlas al nuevo contexto.

Existen muchas otras fuentes desde las cuales los emprendedores toman sus ideas y estas pueden provenir del sector de ocio y pasatiempos, ofrecer servicios de consultoría o de reparación de artículos, entre muchas otras.

Lo cierto es que el emprendedor siempre se encuentra atento a todo cuanto le rodea, su visión sobre el mundo cambia, y en lugar de deficiencias, observa son las oportunidades que puede tener a su alrededor, o las ideas de otras partes que pudiesen encajar perfectamente en su entorno.

 

Fuente: https://escuelapararicos.net/como-nacen-las-ideas-de-los-emprendedores/

PROSPECTIVA ESTRATÉGICA: VENTAJA COMPETITIVA E IDENTIFICACIÓN DE TENDENCIAS II

Por Edgar Eslava

https://www.grandespymes.com.ar/2019/10/14/prospectiva-estrategica-ventaja-competitiva-e-identificacion-de-tendencias-3/

Los estudios de prospectiva como estrategia trascendental

Los estudios de prospectiva permiten la identificación, anticipación y proyección de tendencias en los campos sociales, económicos y tecnológicos, utilizando métodos interactivos y participativos de debate, a fin de forjar nuevas redes sociales. Para ello es crucial identificar una visión estratégica que no resulte utópica, sino que reconozca y explique sus implicancias para las correctas decisiones y acciones del día de hoy.

Contar con una filosofía de empresa y una visión orientadora es vital para las organizaciones contemporáneas por los constantes cambios en el entorno altamente cambiante y competitivo, ya lo decía Heráclito de Éfeso (535 a.C.) “lo único permanente en el mundo es el cambio, afirmando que el fundamento de todo está en el cambio incesante”

Por su parte Peter Druker (1990) piensa que “los cambios en cualquier orden de cosas podrían producirse en el mundo cada 24 horas”, esto lo podemos palpar diariamente en todo lo que hacemos y percibimos a nuestro alrededor.

Todo lo que una empresa pueda haber construido hasta hoy será efímero en el futuro, si no está sintonizada con la velocidad del cambio, creemos que ninguna organización debe dormirse en sus laureles, las empresas de hoy no necesariamente serán las mejores del mañana y esta es la base para sobrevivir este mundo moderno, contar con una filosofía orientadora será fundamental.

Las personas y las empresas, deben prepararse conjuntamente para los cambios futuros, deben anticiparse, adaptarse a los fenómenos emitidos por aquellas situaciones que se presentan en este mundo cambiante, como es el de los negocios para construir futuro; es decir no esperar a que las cosas ocurran para tomar medidas que pudieran ser no tan oportunas Porque aunque el devenir no puede predecirse con exactitud, si podemos imaginar nuestro mañana preferido”.

Están implicados en este desafío Gerentes, empresarios, profesionales, administradores y ejecutivos a cargo de la toma de decisiones en las organizaciones públicas y privadas.

Otras razones de importancia para investigar el futuro

Son muchas las razones por lo que es importante la prospectiva que nos exigen identificar y entender, de manera sistemática, las tendencias dominantes en la economía internacional: hacia dónde se dirige la investigación y el desarrollo de las nuevas tecnologías y cómo afecta todo ello nuestros negocios y la calidad de vida de nuestro país.

Entre ellas, señalaremos a continuación algunas de las que se consideran, habitualmente, entre las más relevantes.

  1. La competencia aumenta rápidamente e impacta de manera repentina en los mercados y en las sociedades creciendo la rivalidad no sólo entre países sino también entre compañías. En los últimos 12 años, por ejemplo, muchos nuevos jugadores han entrado al grupo de las “economías de mercado”, sobre todo en Asia y Europa Central, ofreciendo nuevas oportunidades de negocios e inversión. Este aumento de la competencia sigue dos vectores principales. Por un lado, presenciamos un enorme (y tal vez sin precedentes) diferencial de costos laborales, en un contexto en el cual las empresas pueden mudar sus recursos y producción de una manera mucho más rápida y sencilla que en cualquier época pasada.
  2. La innovación tecnológica y la demanda que ella genera en materia de aumento de los conocimientos y las habilidades presionan de manera cada vez más directa e inmediata sobre mercados, productos y políticas públicas y empresariales.

Nacimiento y evolución de la prospectiva

Estudios recientes realizados en Estados Unidos de pronósticos tecnológicos comenzaron a utilizarse alrededor de 1950 en el área de la producción para la defensa. La Corporación Rand, por ejemplo, en diversos trabajos de consultoría, fue responsable por el desarrollo de algunos de los principales instrumentos utilizados en esta técnica, como el formulario de medición “Delphi”.

Grandes ejercicios de pronóstico se llevaron adelante en la Marina y la Aeronáutica de los Estados Unidos. Y las empresas privadas lo aplicaron al sector de la energía. No obstante, la escasa relación con el mercado provista por el área en que se especializaron los estudios de prospectiva, su utilización fue perdiendo adeptos. Sin embargo, a fines de los años 80 y como resultado de lo que se percibía como una amenaza japonesa a la competitividad americana, las técnicas de prospectiva volvieron a los primeros planos. Fue entonces cuando el Departamento de Comercio, el Concejo de Competitividad y la Oficina de Políticas en Ciencia y Tecnología comenzaron a utilizar nuevamente las renovadas técnicas de prospectiva.

A pesar de haber sido Estados Unidos quien comenzó en 1950 con la utilización de estas técnicas, fueron los japoneses los que las desarrollaron en todo su potencial. Persuadidos de que las mismas representaban un instrumento potencialmente útil para formular políticas enviaron un equipo de personas para consultar a los expertos en los Estados Unidos.

En 1970 los japoneses habían elaborado su propia estrategia de prospectiva y la aplicaron para producir una primera previsión acerca del futuro de la ciencia y la tecnología, con un horizonte temporal de 30 años. Dicho estudio fue preparado por la Agencia de Ciencia y Tecnología y, normalmente se considera el primer estudio de prospectiva tecnológica propiamente dicho.

El objetivo del mismo fue producir una visión general que mirara los campos de ciencia y tecnología como un conjunto, a fin de proveer inteligencia de negocios sobre tendencias de largo plazo a quienes formulan políticas en el sector público y privado. De este modo, estarían en condiciones de decidir los trazos gruesos de la dirección que había que tomar para alcanzar la vanguardia del progreso. Miles de expertos de la industria, las universidades y el gobierno participaron en la elaboración de este informe que desde entonces se repite cada 5 años.

En Holanda, este parece haber sido el primer país europeo en utilizar las técnicas de prospectiva en los años 70 para examinar la relación entre la ciencia y la sociedad. En los 80 los consejos sectoriales (para agricultura, salud y medioambiente) llevaron adelante varios estudios de prospectiva y en los 90 un comité asumió las tareas de coordinación de estos estudios en todo el país.

En Alemania el uso extendido que esta técnica comenzó a tener en otros países y, sobre todo, la unificación y los problemas de recesión y ajuste estructural a los que se enfrentaba la economía alemana, llevaron al país a incorporar (después de 1990) el uso de las técnicas de prospectiva.

Se buscó información sobre la utilización de este instrumento en los Estados Unidos y se recurrió a la asistencia de Japón que ya iba por su quinto ejercicio periódico (quinquenal) de prospectiva. Más tarde, y en función de su propia experiencia, Alemania colaboraría con el sexto ejercicio japonés en la materia.

A principios de los 80 Francia desarrolló varios ejercicios de prospectiva. Sin embargo, fue sólo a partir de 1994 que los mismos comenzaron a realizarse de un modo sistemático, basados en herramientas tradicionales como los formularios Delphi. A finales de esta década la técnica se extendió a países como Australia, Canadá, Noruega y Suecia.

En 1994 el Reino Unido lanza el primer ejercicio de prospectiva tecnológica. Desde entonces, varios países más han aplicado esta técnica, como Italia, España (que crea su Oficina de Prospectiva Tecnológica), Irlanda, Austria, Hungría, Sudáfrica, Nueva Zelanda, República de Corea, Tailandia, India y Turquía.

Prospectiva y Competitividad

El tipo de análisis requerido para enfrentar la competencia se ha vuelto más complejo. En un contexto donde una gran cantidad de países y empresas (empeñados en alcanzar y mantener el liderazgo competitivo de una economía basada en el conocimiento) usan esta técnica, soslayar su utilización puede disminuir la capacidad de competir en el futuro u otorgar una ventaja significativa a potenciales competidores en la carrera por la prosperidad y el liderazgo.

La creciente preocupación acerca de la interacción entre la capacidad competitiva de un país y factores sociales tales como el desempleo y las condiciones laborales, las desigualdades y el nivel de cohesión social, el medioambiente y la sustentabilidad del proceso productivo, los riesgos asociados con la emergencia de nuevas tecnologías así como la distribución de sus beneficios, requiere la formulación de análisis cada vez más sofisticados para enfrentar la competencia.

Hoy en día se requiere una mejor comprensión del funcionamiento de los sistemas económicos y sociales, mayores capacidades para formular políticas públicas e instrumentos de análisis que permitan vincular todos estos factores de manera articulada.

Las nuevas formas de competencia imponen la articulación de esfuerzos entre el sector público y el privado. Los estudios de prospectiva son una herramienta formidable, precisamente, porque representan una nueva y moderna forma de vincular las acciones de uno y otro.

Finalmente referimos que nadie discute hoy en día la importancia de la innovación y el cambio tecnológico como motor del desarrollo de una economía, o el hecho de que éstos constituyen el principal elemento de cambio y progreso. Sin embargo, introducirlos en la economía y en la sociedad presupone como requisito indispensable la permanente renovación de las capacidades sociales y habilidades en la fuerza de trabajo. Estas capacidades no sólo demandan nuevas habilidades, sino que, muchas veces, vuelven obsoletas las existentes.

Identificación de tendencias

Las presiones económicas y sociales que genera la globalización de los mercados sobre los pueblos y los empresarios obligan a formular un nuevo contrato social entre la ciencia, la tecnología y la sociedad, que permita la construcción de sociedades más justas, equitativas y, a la vez, más competitivas.

La identificación de tendencias en el campo tecnológico, la comprensión del funcionamiento y evolución de los mercados o el análisis informado de las políticas de la competencia son importantes beneficios arrojados por los ejercicios de prospectiva. Sin embargo, no hay que olvidar los relacionados con el descubrimiento y vinculación con potenciales aliados y socios comerciales/industriales así como el desarrollo de estrategias de negocios.

Dentro de los métodos generales de prospectiva cabe destacar aquellos que se basan en la consulta a expertos, (Métodos de Expertos) que reciben la denominación de métodos de expertos.

Los métodos de expertos utilizan como fuente de información un grupo de personas a las que se supone un conocimiento elevado de la materia que se va a tratar. Estos métodos se emplean cuando se da alguna de las siguientes condiciones:

  • No existen datos históricos con los que trabajar. Un caso típico de esta situación es la previsión de implantación de nuevas tecnologías.
  • El impacto de los factores externos tiene más influencia en la evolución que el de los internos. Así, la aparición de una legislación favorable y reguladora y el apoyo por parte de algunas empresas a determinadas tecnologías pueden provocar un gran desarrollo de éstas que de otra manera hubiese sido más lento.
  • Las consideraciones éticas o morales dominan sobre los económicas y tecnológicas en un proceso de evolutivo. En este caso, una tecnología puede ver dificultado su desarrollo si éste provoca un alto rechazo en la sociedad (un ejemplo lo tenemos en la tecnología genética, que ve dificultado su avance por los problemas morales que implica la posibilidad de manipulación del genotipo).

Visión gerencial de la Prospectiva

Sin planes, las gerencias no pueden saber cómo organizar a la gente y los recursos; puede que no tengan ni siquiera la idea clara de qué es lo que necesitan organizar. Sin un plan, no pueden dirigir con confianza o esperar que otros los sigan. Y sin un plan, los administradores y sus seguidores tienen muy pocas probabilidades de lograr sus metas o de saber cuándo y dónde se están desviando de su camino.

El control se convierte en un ejercicio trivial. Con frecuencia, los planes erróneos afectan la salud de toda la organización. Esta es la razón por la que la prensa comercial (The Wall Street Journal, Fortune, y otros) dedican tanta atención a las estrategias organizativas, a los planes que los principales administradores elaboran para satisfacer las metas generales de una organización. Sus lectores son accionistas que utilizan esta información para juzgar el desempeño actual de la organización y sus posibilidades de éxito futuro.

 

Fuente: https://manuelgross.blogspot.com/2017/03/prospectiva-estrategica-ventaja.html

PROSPECTIVA ESTRATÉGICA: VENTAJA COMPETITIVA E IDENTIFICACIÓN DE TENDENCIAS I

Por Edgar Eslava

https://www.grandespymes.com.ar/2019/10/14/prospectiva-estrategica-ventaja-competitiva-e-identificacion-de-tendencias-3/

La nueva ciencia llamada “Prospectiva” como la ciencia del futuro, se enfoca a la importancia de la visión estratégica que debe servir a toda organización como parte fundamental de visión de futuro organizacional, se analizan los estudios que se han efectuado en diversos países, el efecto de la tecnología y las personas en las organizaciones.

¿Qué es la prospectiva estratégica?

El Centro de Estudios Prospectivos de la UNALM en su editorial refiere que “La prospectiva parte del concepto que el futuro aún no existe y “se puede concebir como una realización múltiple” (Jouvenel, 1968) y que “depende solamente de la acción del hombre” (Godet, 1987). Por esa razón, el hombre puede construir el mejor futuro posible, para lo cual debe tomar las decisiones correctas en el momento apropiado.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) define la prospectiva como el “conjunto de tentativas sistemáticas para observar a largo plazo el futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos o sociales”

Gastón Berger (1991) (uno de los fundadores de la disciplina), define como la “Ciencia que estudia el futuro para comprenderlo y poder influir en él. Aunque en ocasiones el término futurología hace referencia a otras disciplinas no basadas en el método científico”.

Para el Instituto de Prospectiva Estratégica de España (1999) : “La prospectiva es una disciplina con visión global, sistémica, dinámica y abierta que explica los posibles futuros, no sólo por los datos del pasado sino fundamentalmente teniendo en cuenta las evoluciones futuras de las variables (cuantitativas y sobretodo cualitativas) así como los comportamientos de los actores implicados, de manera que reduce la incertidumbre, ilumina la acción presente y aporta mecanismos que conducen al futuro aceptable, conveniente o deseado”

Jordi Sierra (1992) la define como “La ciencia que estudia el futuro para comprenderlo y poderlo influir. Aunque de hecho es, paradójicamente, una ciencia sin objeto que se mueve entre la necesidad de predecir lo que puede ocurrir y el deseo de inventar el mejor futuro posible. Porque, aunque el devenir no puede predecirse con exactitud, si podemos imaginar nuestro mañana preferido”.

Otras dos conocidas definiciones descritas por investigadores del Reino Unido, citaremos a Ben Martin (1995), describe la prospectiva como “El proceso de investigación que requiere mirar sistemáticamente el futuro de largo plazo en ciencia, tecnología, economía y sociedad, con el objetivo de identificar las áreas de investigación estratégicas y las tecnologías genéricas emergentes que generarán los mayores beneficios económicos y sociales”.

Por su parte Luke Georghiou (1996), describe la prospectiva como “un medio sistemático de evaluar los desarrollos científicos y tecnológicos que podrían tener un fuerte impacto en la competitividad industrial, la creación de riqueza y la calidad de vida” .

Los rasgos importantes en estas definiciones son el carácter periódico (horizontes de tiempo que oscilan entre los 5 y los 30 años) y sistemático de estos estudios, así como la importancia de balancear el empuje de los desarrollos científico-tecnológicos con la demanda del mercado.

Por su parte, estos estudios no deben ser dominados únicamente por los aspectos tecnológicos. Es importante que el análisis esté orientado a los aspectos sociales que trascienda la creación de riqueza e incluya asuntos tales como la prevención del crimen, la equidad, la educación, la creación de habilidades o el envejecimiento de la sociedad.

La prospectiva como ventaja competitiva sostenible

Un país sin prospectiva es un país sin visión y progreso, una empresa sin prospectiva es una organización disfuncional y quebrada que no sobreviviría en un mundo de alta competitividad y constantes cambios, una persona sin prospectiva es una persona sin futuro, que fracasaría y no podría alcanzar la prosperidad, mejor calidad de vida y la felicidad.

La empresa debe planificar su futuro

Alvin Toffler (1992) refiere “Mientras la economía y la sociedad del mañana van tomando forma, todos nosotros -individuos, compañías, organizaciones y gobiernos por igual- nos enfrentamos al más salvaje y veloz recorrido hacia el futuro que ninguna generación haya realizado ¡Bienvenidos al resto del siglo veintiuno!”

“Todos los países deben tener en claro que los cambios sociales se irán acelerando, los futuros puestos de trabajo requerirán más y más conocimientos y habilidades.”

Nos planteamos algunas interrogantes que deben ser trascendentes en todo grupo humano y en especial las organizaciones. Seguramente nos hemos preguntado si el éxito de hoy que obtiene una empresa, seguirá siendo el éxito de mañana.

Las organizaciones no sólo deben convivir y estar suficientemente satisfechas con los éxitos del presente, sino seguir visualizando y planificando su visión hacia un futuro prometedor, los éxitos de hoy no serán los éxitos de mañana, las organizaciones tendrán que estar renovándose siempre, no es suficiente formular un plan estratégico, no siempre es la solución total, tenemos que tener visión y adecuada prospectiva del entorno.

En la Revista Americana Fortune (1996), se refiere que de diez planes estratégicos formulados adecuadamente sólo uno se implementa exitosamente, y que entre las causas más comunes tenemos fundamentalmente el adormecimiento de los niveles gerenciales, falta de visión, prospectiva y problemas básicamente debido a las actitudes gerenciales, como el conformismo, escasas competencias para inspirar, motivar e entusiasmar a sus colaboradores.

El benchmarking no es una solución necesariamente, pero sí es una necesidad constante que puede coadyuvar a asegurar su futuro de largo plazo, aprendiendo las mejores prácticas de los negocios líderes.

Las organizaciones deben tienen la necesidad de mirar con prospectiva todos estos interrogantes:

  • ¿Creemos que los clientes a los que sirve hoy les servirá también en un plazo de entre cinco y diez años?
  • ¿Los canales que utilizamos hoy para llegar a sus clientes subsistirán sin cambios dentro de unos años?
  • ¿Nuestros competidores de hoy; serán los mismos en otro periodo?
  • ¿Cuál es la base de nuestra ventaja competitiva actual?; ¿cuál será dentro de cinco años?; ¿cuál será dentro de diez años?
  • ¿Cuáles serán las condiciones económicas a largo plazo?, ¿Y las tendencias de precios?
  • Nuestros productos ¿son competitivos?; ¿aparecerán otros sustitutivos resultantes de las nuevas tecnologías?
  • ¿Dónde se generan hoy los márgenes?; ¿dónde se generarán en el futuro?
  • ¿Las competencias de nuestra gente servirán dentro de diez años?
  • Controlamos nuestra empresa hoy; ¿creemos que la podremos seguir controlando en el futuro con las mismas premisas de hoy?
  • ¿Qué nos define hoy como empresa frente a accionistas, empleados, proveedores, clientes, público y sociedad?; ¿qué nos definirá dentro de algunos años?
  • ¿Qué cosas cambiarán y cuáles no cambiarán?
  • ¿Cómo analizarlas y extraer consecuencias útiles?

Las buenas preguntas nos aproximan a un nivel de reflexión muy interesante en torno a la prospectiva estratégica.

En el mismo enfoque ¿Qué nuevas necesidades tendremos que satisfacer en 5 o más años en nuestros clientes? ¿Cómo será la nueva cultura de consumo? ¿Cómo manejar eficazmente la nueva fuerza de trabajo y sus características? ¿Qué competencias humanas serán necesarias en las personas para manejar nuevas tecnologías? ¿Qué tecnologías serán necesarias para producir mejores productos, mejores servicios? ¿Qué está siendo nuestra competencia mejor que nosotros?

¿Cuáles son los cambios del entorno que afectan a clientes, productores y proveedores? ¿Lo que hace nuestra competencia tienen visión de futuro? ¿Contamos con un plan estratégico? ¿Cuáles son las nuevas competencias gerenciales necesarias en el futuro? ¿De qué manera influyen nuestros stakeholders (Accionistas, clientes, proveedores, personal, comunidad)?. Debe ser necesario formular estas y otros interrogantes en el aquí y ahora en todas las organizaciones que deseen permanecer en el mercado.

¿A quiénes está dirigida la prospectiva?

  • A los líderes políticos y sus equipos, consejeros gubernamentales, agencias públicas, expertos políticos, económicos y legislativos, que necesitan tomar decisiones con implicaciones socioeconómicas muy importantes a largo plazo.
  • A los líderes de las Empresas y Organizaciones que buscan comprender el futuro con el fin de adelantarse a sus competidores o encontrar nuevas oportunidades de negocio.
  • A los equipos directivos que necesitan plantear, analizar, evaluar, representar y comunicar las decisiones importantes sobre el futuro.
  • A los managers especializados en adquisiciones y fusiones de empresas, estrategias, marketing, etc., que necesitan explorar las consecuencias de las decisiones importantes a tomar en diferentes escenarios.
  • A los profesionales y consejeros de inversiones que necesitan prospectar las evoluciones a largo plazo de las empresas donde vayan a invertir/desinvertir.
  • A los estudiantes que desean proyectarse un futuro mejor.

Los estudios de prospectiva como estrategia trascendental

Los estudios de prospectiva permiten la identificación, anticipación y proyección de tendencias en los campos sociales, económicos y tecnológicos, utilizando métodos interactivos y participativos de debate, a fin de forjar nuevas redes sociales. Para ello es crucial identificar una visión estratégica que no resulte utópica, sino que reconozca y explique sus implicancias para las correctas decisiones y acciones del día de hoy.

Contar con una filosofía de empresa y una visión orientadora es vital para las organizaciones contemporáneas por los constantes cambios en el entorno altamente cambiante y competitivo, ya lo decía Heráclito de Éfeso (535 a.C.) “lo único permanente en el mundo es el cambio, afirmando que el fundamento de todo está en el cambio incesante”

Por su parte Peter Druker (1990) piensa que “los cambios en cualquier orden de cosas podrían producirse en el mundo cada 24 horas”, esto lo podemos palpar diariamente en todo lo que hacemos y percibimos a nuestro alrededor.

Todo lo que una empresa pueda haber construido hasta hoy será efímero en el futuro, si no está sintonizada con la velocidad del cambio, creemos que ninguna organización debe dormirse en sus laureles, las empresas de hoy no necesariamente serán las mejores del mañana y esta es la base para sobrevivir este mundo moderno, contar con una filosofía orientadora será fundamental.

Las personas y las empresas, deben prepararse conjuntamente para los cambios futuros, deben anticiparse, adaptarse a los fenómenos emitidos por aquellas situaciones que se presentan en este mundo cambiante, como es el de los negocios para construir futuro; es decir no esperar a que las cosas ocurran para tomar medidas que pudieran ser no tan oportunas Porque, aunque el devenir no puede predecirse con exactitud, si podemos imaginar nuestro mañana preferido”.

Están implicados en este desafío Gerentes, empresarios, profesionales, administradores y ejecutivos a cargo de la toma de decisiones en las organizaciones públicas y privadas.

Otras razones de importancia para investigar el futuro

Son muchas las razones por lo que es importante la prospectiva que nos exigen identificar y entender, de manera sistemática, las tendencias dominantes en la economía internacional: hacia dónde se dirige la investigación y el desarrollo de las nuevas tecnologías y cómo afecta todo ello nuestros negocios y la calidad de vida de nuestro país.

Entre ellas, señalaremos a continuación algunas de las que se consideran, habitualmente, entre las más relevantes.

  1. La competencia aumenta rápidamente e impacta de manera repentina en los mercados y en las sociedades creciendo la rivalidad no sólo entre países sino también entre compañías. En los últimos 12 años, por ejemplo, muchos nuevos jugadores han entrado al grupo de las “economías de mercado”, sobre todo en Asia y Europa Central, ofreciendo nuevas oportunidades de negocios e inversión. Este aumento de la competencia sigue dos vectores principales. Por un lado, presenciamos un enorme (y tal vez sin precedentes) diferencial de costos laborales, en un contexto en el cual las empresas pueden mudar sus recursos y producción de una manera mucho más rápida y sencilla que en cualquier época pasada.
  2. La innovación tecnológica y la demanda que ella genera en materia de aumento de los conocimientos y las habilidades presionan de manera cada vez más directa e inmediata sobre mercados, productos y políticas públicas y empresariales.

Fuente: https://manuelgross.blogspot.com/2017/03/prospectiva-estrategica-ventaja.html

VEINTE MEDIDAS PARA MEJORAR LAS FINANZAS DE LA EMPRESA

Este es un tema importante, aunque sea en el contexto europeo, con lo que no todo sirve directamente, pero está bueno que en los equipos emprendedores haya algún miembro que entienda de ello.

https://www.grandespymes.com.ar/2019/10/09/20-medidas-para-mejorar-las-finanzas-de-la-empresa/

Mejorar las finanzas debería ser una labor continua y no sólo cuando las alarmas se disparan por los problemas de liquidez o por una situación de crisis.

Algunas veces la solución es fácil y basta con implementar unas medidas financieras, pero otras veces la clave para mejorar las finanzas se encuentra en otras áreas como por ejemplo marketing o ventas.

Sea como sea, si quieres mejorar las finanzas de tu empresa te recomendamos seguir estas medidas agrupadas por bloques:

Mejorar la Gestión de Tesorería

  1. Optimizar los procesos del ciclo de caja

El ciclo de caja o cash conversion cycle (CCC) establece la relación entre los pagos y los cobros. Es el tiempo durante el cual el dinero de una empresa permanece inmovilizado en el proceso de compra, venta o producción.

El ciclo de caja se basa en los elementos siguientes:

  • “Days Sales Outstanding” (DSO): la media de número de días durante los que esperas un pago después de haber entregado el producto o servicio a tu cliente.
  • “Days Inventory outstanding” (DIO): la media de días que te hacen falta para transformar tu stock en ventas.
  • “Days Payable Outstanding” (DPO): la media de días que necesitas para pagar a tus proveedores.

La fórmula del ciclo de caja es la siguiente:

CCC = DSO + DIO – DPO

Es decir, la media de tiempo que transcurren hasta que recibes las ganancias de una inversión, desde que pagamos a nuestros proveedores hasta que cobramos de nuestros clientes.

La clave para mejorar el ciclo de caja consiste en facturar rápido y bien, para así reducir el plazo de cobro.

La ventaja evidente de un ciclo de conversión de caja corto es que tendrás más fondos a tu disposición.

Cuanto más corto es el ciclo de caja, menos tiempo permanece tu dinero inmovilizado, de esta forma necesitarás retener menos dinero para cubrir todos los gastos.

Podrás desarrollar más actividades durante ese tiempo lo que reforzará tu posición en el mercado y solvencia.

  1. Crear la figura de tesorero al margen de la del contable

Básicamente porque la gestión de tesorería se basa en cobros y pagos de dinero en efectivo.

Ciertas normas contables como la de vengo a veces están muy alejadas de la realidad financiera.

  1. Reducir el número de bancos y de cuentas

El dinero que tienes en tus bancos debe estar perfectamente controlado.

Una muy buena idea es sustituir las cuentas corrientes por cuentas de crédito, de esta manera evitas descubiertos y sus comisiones, así como saldos ociosos y dispersos.

Programas de contabilidad como Anfix te permiten conocer de un solo vistazo la situación de todas tus cuentas:

En el momento que se produzca un pago o un cobro en una de tus cuentas te envían una notificación.

Si alguna cuenta entra en números rojos, te llegara una alarma instantánea

Toda la información centralizada sin necesidad de consultar las páginas de tus bancos de forma individual.

  1. Realizar previsiones de tesorería a corto y largo plazo frecuentemente

Te recuerdo que en gestión de tesorería la clave es anticiparse a los déficits, no ser 100% precisos en cuanto a su importe.

  1. Centralizar las decisiones de tesorería

Con la centralización de tesorería se persigue optimizar el reparto de líquido entre las diferentes cuentas de la empresa o sus filiales.

Por ejemplo:

Transferir fondos hacia cuentas que presentan un saldo negativo con el fin de evitar intereses negativos.

Transferir fondos hacia una cuenta única con el fin de optimizar el resultado de intereses al compensar las posiciones de crédito y débito…

  1. Utilizar todo el potencial de las nuevas tecnologías

Banca online, factura electrónica, sistemas informáticos para automatizar procesos…

El objetivo ha de ser minimizar costes y aumentar la productividad, simplificando las tareas cotidianas de tesorería.

Optimizar las operaciones de cobro y pago

  1. Conocer y comunicar cuál es el coste de nuestra estructura de financiación

Pólizas de crédito

Préstamos a largo plazo

Aplazamientos con proveedores o Administración Pública, etc.

De cara a que las personas con capacidad de gestión de stocks, clientes, tesorería, etc. sepan cuál es el coste financiero de sus decisiones.

  1. Analizar los procesos de cobro

Con el fin de reducir los días entre el vencimiento y la fecha valor del cobro.

  1. Empresas con clientes internacionales con una divisa diferente del euro

Usar para los cobros y pagos cuentas en divisas para mejorar la operativa y reducir los costes por cambio de moneda.

  1. Analizar los medios y sistemas de cobro

Con el fin de eliminar los de mayor coste y plazo de cobro y evitar medios de pago cuya iniciativa sea totalmente del cliente, como por ejemplo la transferencia bancaria.

  1. Revisar las condiciones de venta a clientes

Fijando diferentes condiciones de pago y facturación según la importancia del cliente (método ABC).

  1. Analizar el proceso de facturación

Asegurándose de que se factura rápido, en el momento de entregar la mercancía o al realizar el servicio, y sobre todo sin errores (forma de pago, número de cuenta, datos del cliente, importe, etc.)

  1. Digitalizar el cobro de remesas de recibos

Cheques, pagarés, etc. Así evitaremos tenerlos en papel guardados en un cajón, reduciendo los días hasta su cobro.

  1. Crear un procedimiento para el tratamiento de los impagados

Actuando de forma sistemática para evitar dilatar la reclamación judicial de los créditos de dudoso cobro. Aplicar recargos por demora en los pagos según los días transcurridos y el importe pendiente.

  1. Centralizar los pagos

Tanto por delegaciones como por días. Evitando que las delegaciones realicen sus propios pagos y evitando tener más de dos días de pago al mes.

Política bancaria

  1. Utilizar entre 3 y 5 bancos para cubrir las necesidades de financiación

Con el objetivo de tener unas mejores condiciones y margen de negociación.

  1. Pactar de forma anual un plan de operaciones a ofrecer a cada banco

Indicando volúmenes y condiciones para las mismas. Para ello hay que conocer la rentabilidad que obtiene el banco con tu empresa, y para mejorar las finanzas comprobar que efectivamente las condiciones pactadas son las que se aplican.

Financiación

  1. Comparar el coste de financiación de las diferentes opciones

Comparar las opciones disponibles para mejorar las finanzas al tener en todo momento el mínimo coste posible.

  1. Mejorar las finanzas con financiación a través de operaciones multidivisa

Para aprovechar las tendencias en cotización que nos puedan beneficiar por el tipo de cambio con el euro.

Control del riesgo financiero

  1. Establecer coberturas para las operaciones en divisas diferentes al euro

Donde una variación en la cotización puede tener un alto coste financiero.

 

Fuente: https://cepymenews.es/medidas-mejorar-las-finanzas-la-empresa