ROWAN GIBSON: CÓMO SURGEN LAS GRANDES IDEAS

Por Marcelo Berenstein

https://www.grandespymes.com.ar/2017/12/05/rowan-gibson-como-surgen-las-grandes-ideas/

Rowan Gibson, uno de los líderes de opinión más importantes del mundo en materia de innovación, aporta las claves necesarias para la generación de ideas punteras y revolucionarias. Además, ofrece una reflexión de por qué las apuestas en innovación de las empresas no suelen dar resultados.

Con frecuencia las empresas se preguntan por qué sus esfuerzos en innovación no parecen conseguir el tipo de ideas disruptivas que supongan un verdadero impacto en el mercado, y dudan sobre lo que deberían mejorar para generar ideas verdaderamente revolucionarias.

El líder de opinión Rowan Wibson comenta en Innovation Excellence, que, en primer lugar, es necesario entender la forma en que se elaboran las grandes ideas. De hecho, muchos altos ejecutivos todavía confían en esos repentinos flashes de inspiración, y no asocian la generación de ideas con todo un proceso de elaboración. La mayoría de grandes empresas carecen de una teoría de la innovación que se traduzca en una metodología práctica para la producción de grandes ideas.

Durante más de cien años, académicos de diferentes campos como la psicología, la antropología y la neurociencia, así como profesionales creativos del mundo de la publicidad, y destacados estudiosos de la administración, se han dedicado a estudiar la forma en que la mente humana produce descubrimientos. Sin embargo, a pesar de contar con importantes equipos que trabajan la creatividad, lo cierto es que son pocos los líderes corporativos que le prestan atención, prefiriendo centrarse en mejorar la eficiencia operativa dentro de sus organizaciones, al tiempo que albergan la esperanza de que – por algún accidente afortunado – a alguno de sus empleados le llegue un ‘Eureka’ mientras pasea al perro.

Lo que se sabe hasta ahora, es que las ideas creativas no surgen de manera espontánea, sino que son fruto de una cadena de asociaciones y conexiones que se han ido desarrollado en nuestra mente durante un tiempo considerable. En el proceso creativo, el pensamiento innovador por lo general se basa en una visión nueva (o una serie de visiones) que ilumina una determinada situación o problema, el cual ha servido de inspiración para hacer surgir esa idea, fruto de las asociaciones que se dan en la mente y de las ideas previamente existentes. Y esta combinación de pensamientos procedentes de diversos conceptos y dominios y quizás no relacionados, da lugar a una solución totalmente nueva, creativa y conocida como ‘gran idea’.

Cómo reinventó Einstein la física

Cuando Albert Einstein descubrió la revolucionaria teoría de la relatividad, y poco después E = mc2, no fue algo que le surgiera de repente, sentado en su mesa de trabajo. Había estado dándole vueltas durante al menos siete años, desde que comenzó a estudiar matemáticas y física en la Escuela Politécnica de Zurich. Al final del siglo XX, cuando Einstein se graduó, el gran enigma de la física residía en la aparente incompatibilidad entre las leyes de la mecánica newtoniana, por un lado, y la nueva ciencia del electromagnetismo por otro, pues resultaba que la luz no se comportaba como habían previsto todas esas leyes clásicas. Este fue el gran rompecabezas que parecía no tener solución y que, finalmente, terminó resolviendo el joven graduado Albert Einstein.

Durante los siguientes siete años, estudió las obras de sus predecesores y compañeros: Isaac Newton, James Clerk Maxwell, David Hume, Ernst Mach, Hendrik Lorentz, Henri Poincaré, y Max Planck. Exploró nuevos conceptos radicales a través de sus famosos experimentos mentales, como recorrer el universo en un haz de luz, o caer en un ascensor en caída libre. La respuesta se reveló gracias a una visión esclarecedora que cambió el fundamento de su perspectiva. Y esto sucedió al cuestionar los supuestos convencionales sobre tiempo y espacio, y plantear nuevas preguntas extremas sobre la física que pocos se habían atrevido a formular antes: ¿Y si las leyes de la mecánica de Newton no fueran tan inalterables como se había pensado durante siglos?, ¿Y si el tiempo y el espacio no eran absolutos? ¿Y si eran variables, y la única constante universal era la velocidad de la luz? (En el nuevo libro de Rowan Gibson, The Four Lenses of Innovation, esta perspectiva de la innovación se denomina ‘Ortodoxias desafiantes’).

Una vez que esta idea clave le abrió los ojos, pudo ponerse a trabajar de inmediato en los detalles matemáticos, y en tan solo cinco semanas llegó al que probablemente sería el mayor descubrimiento científico del siglo XX: “La electrodinámica de los cuerpos en movimiento”. De aquí se deduce que las grandes ideas necesitan de todo un proceso de pensamiento que no tiene lugar en un momento, y que es un requisito para que surja una idea genial e innovadora.

Todo se basa en los conocimientos

¿Significa esto que para llegar a una gran idea siempre se van a necesitar muchos años de trabajo duro? De ningún modo. A veces puede surgir en tan solo unos minutos, pero el factor constante en la creación de esa gran idea es un conocimiento (o una serie de conocimientos) que cambian fundamentalmente nuestra perspectiva.

¿De dónde le vino la idea a Steve Jobs en 2005 para que Apple desarrollara y lanzara su propio smartphone? Fue fruto de una visión sobre las tendencias tecnológicas que tenían el potencial de hacer el iPod obsoleto. Jobs llegó a la conclusión de que si las compañías de telefonía móvil hicieran que sus dispositivos tuvieran reproductores de música fáciles de usar (lo cual era sencillo), entonces el iPod ya no tendría razón de ser. Después de observar cómo el teléfono móvil reemplazaba a las cámaras digitales, relojes despertadores, asistentes digitales personales y otros dispositivos, solo era una cuestión de tiempo que el iPod siguiera el mismo camino. ¿Quién iba a querer llevar dos dispositivos cuando podían combinarse ambas funciones en uno solo? (Este es un ejemplo de la segunda perspectiva de la innovación, “Explotación de las tendencias”).

La idea de una aspiradora sin bolsa no surgió en la mente de James Dyson inesperadamente mientras tomaba una ducha. Ya había estado reflexionando sobre el tema tras visitar un aserradero local y observar como unos grandes separadores industriales eliminaban el serrín del aire. La visión de Dyson fue que se trataba de una forma mucho más eficiente de recoger la suciedad y el polvo que una bolsa de aspiradora (ya que el aparato pierde potencia de succión al llenarse dicha bolsa). Su gran idea fue intentar reducir un separador industrial para adaptarlo en una aspiradora doméstica. (Esto ilustra otra de las cuatro perspectivas de la innovación – “Aprovechar las nuevas formas obtenidas tras la transformación de recursos”).

Gary y Diane Heavin, fundadores de la franquicia Curves, no se despertaron una mañana y dijeron: “Oye, ¿por qué no abrimos un gimnasio sólo para mujeres?” La idea les vino a raíz de conocer el problema existente en los gimnasios tradicionales. Se dieron cuenta de que muchas mujeres se sentían intimidadas en ambientes dominados por los hombres, y esta percepción – basada en la empatía – les llevó a preguntarse si existiría alguna manera de atender mejor las necesidades de las mujeres. (Esta es la cuarta perspectiva de la innovación – “El conocimiento de las necesidades”).

Todo esto nos lleva a la conclusión de que son los conocimientos o visiones los desencadenantes del pensamiento innovador – son los pasos clave que conducen a nuevas soluciones novedosas. De la misma forma en que una piedra grande y plana (o una serie de piedras) nos permiten cruzar fácilmente de un lado a otro en una corriente de agua, los conocimientos nos permiten avanzar los pasos de asociación necesarios para la elaboración de grandes ideas.

Mejorar la capacidad de innovación

Una vez entendido que los conocimientos son como la materia prima con la que se generan las grandes ideas, es posible plantear una metodología práctica que haga mejorar nuestra capacidad de innovación.

Lo que las empresas tienen que entender es que no pueden surgir grandes y revolucionarias ideas a menos que se generen previamente los tipos de conocimientos o visiones adecuadas. Es como un agricultor con la esperanza de obtener una cosecha abundante sin sembrar primero las semillas necesarias. Tenemos que entender que los resultados dependen de las aportaciones. Invertir tiempo, dinero y esfuerzo en innovación sin crear primero una valiosa cartera de conocimientos, es ante todo un ejercicio inútil.

Se le exige a la gente avances gigantescos en el pensamiento creativo, pero no se les dota de los apoyos intelectuales requeridos para lograrlos. Las compañías esperan ver surgir nuevas ideas sin desarrollar previamente las perspectivas novedosas e inspiradoras que ayuden a los empleados a ver más allá de la propia empresa.

Lo que les falta a las grandes organizaciones es una metodología sistemática y un proceso organizado para generar, captar, compartir y dar uso a sólidos conocimientos, como principal apuesta en sus esfuerzos de innovación. Es posible que se invierta tiempo y dinero en la adquisición de algún tipo de conocimientos, pero cabría preguntarse:

¿Se trata de conocimientos adecuados para disrumpir en el mercado?

¿Proporcionan estos conocimientos retos y nuevas líneas de reflexión para los empleados o se limitan a reiterar lo obvio?

¿Sirven para poner al descubierto las implicaciones más profundas y las oportunidades sin explotar propias de coyunturas emergentes?

¿Enseñan acerca de las tendencias que hayan sido ignoradas o pasadas por alto por parte de la competencia?

¿Persiguen nuevas formas de aprovechar las habilidades y activos de una empresa, u otros recursos que se encuentran fuera de la organización?

¿Ofrecen nuevas perspectivas sobre las necesidades del cliente a un nivel que desemboquen en soluciones innovadoras para transformar la experiencia del cliente?

Estos son los tipos de fundamentos empresariales que se deberían estar reuniendo activamente y como parte principal del proceso de innovación. La única manera de generar ideas lo suficientemente revolucionarias como para impulsar enérgicamente el desarrollo, descubrir mercados sin explotar, y disrumpir en los modelos empresariales de las industrias actuales, es generando previamente una materia prima de alta calidad: los sólidos conocimientos que sirvan para hacer surgir esas ideas.

CINCO CLAVES DE LA INNOVACIÓN ABIERTA

Por Juan Carlos Lucas

https://www.grandespymes.com.ar/2020/08/16/cinco-claves-de-la-innovacion-abierta/

Qué oportunidades implica la innovación abierta para empresas interesadas en aumentar su competitividad. Algunas ideas que considero relevantes para tener en cuenta.

Hace varios años me entrevistó mi amigo Martín Mendez para un trabajo de investigación que estaba desarrollando sobre innovación abierta. Martín grabó la entrevista y a continuación comparto los videos. Se trató de una conversación muy informal, pero creo que todavía es interesante para poner sobre la mesa algunas ideas.

Las prácticas colaborativas aplicadas al management (Management 2.0), prometen cambios revolucionarios en la forma en la que concebimos el trabajo humano colectivo. En mi práctica de consultoría es un objetivo ayudar a las empresas con este desafío.

La innovación abierta, en particular, es una práctica en la que capitalizamos la colaboración entre pares (P2P) para generar innovaciones, generalmente incrementales, en las ofertas de una empresa.

Quiero señalar cinco aspectos que considero los más relevantes de la conversación:

  1. Los clientes pueden saber cómo mejorar el producto mejor que la misma empresa que lo creó.

Hoy la web social nos permite conversar con miles de personas sobre cualquier tema. En particular, nos permite generar un espacio de conversación con nuestros clientes para explorar necesidades, inquietudes, pedidos, ideas de mejoras, etc. En muchos casos los clientes tienen, como usuarios familiarizados que son, más claridad respecto de cómo mejorar un producto.

La posibilidad de llevar adelante conversaciones con los clientes para recibir su feedback respecto de los productos siempre fue muy valioso, la novedad es que hoy se pueden escalar esas conversaciones entre pares (P2P) de una manera que no tiene antecedente histórico gracias a los escenarios sociales actuales que hace posibles la web. Este es el espíritu de la innovación abierta.

  1. Las prácticas colaborativas basadas en la capitalización de la inteligencia colectiva funcionan si la red de pares tiene cierta masa crítica.

Obviamente no es lo mismo generar un espacio colaborativo con decenas de miles que con cientos. Las redes generan más inteligencia colectiva cuanto mayor es su masa crítica. Una intranet colaborativa funcionará en la medida de que reúna al número suficiente de personas. De la misma forma, un espacio de innovación abierta con los clientes funcionará en la medida en que pueda reunir a una comunidad de clientes lo suficientemente grande.

  1. La innovación desafía el sentido común, por lo cual no se puede entender cabalmente desde el sentido común viejo.

La innovación implica desafiar lo obvio, lo considerado razonable. Por esto, una posibilidad de innovación no suele ser bien evaluada en su potencial desde el sentido común viejo, simplemente porque lo trasciende.

  1. Para innovar en cualquier ámbito y en particular en las prácticas de management necesitamos espacios de libertad responsable.

Innovar implica poder jugar, experimentar y explorar sin miedo al castigo por cometer errores. Donde se estigmatiza el error no florece la innovación. Movilizar innovación es un tema relacionado con la creación de espacios fértiles para el cambio. Espacios donde se acepte el error como parte del proceso de aprender.

Al mismo tiempo, podemos decir que no todos los errores son iguales. No es lo mismo cometer un error por explorar nuevas posibilidades, que por negligencia o irresponsabilidad. La innovación, para realizarse de manera exitosa, requiere del cultivo de una libertad responsable.

  1. Innovar implica cultivar el foco en la potencialidad más que el foco en los defectos.

En Argentina como en otros países latinoamericanos, vivimos una cultura muy orientada a evitar el riesgo. Solemos ser mucho mejores para encontrar defectos que para evaluar potencialidades. En líneas generales eso nos hace mucho más lentos. Compramos la innovación cuando ya está hecha. Nos marginamos de la creación del futuro.

Les dejo estas preguntas:

¿Para qué objetivos de mi empresa o proyecto las prácticas colaborativas pueden implicar una oportunidad?

¿Tengo hoy en día espacios cultivados sistemáticamente para conversar con mis clientes? ¿Podría aplicar alguna forma de innovación abierta a mi actividad actual?

 

Juan Carlos Lucas

Director de Transformar, Centro de Aprendizaje para el Cambio, y del Programa Liderazgo y Coaching Profesional at ESEADE

https://www.linkedin.com/in/juancarloslucas/

https://twitter.com/juancarloslucas

ESTRATEGIAS DE NEGOCIOS EN TIEMPOS DE CRISIS

por M.Lucila Abal

https://www.grandespymes.com.ar/2020/03/24/estrategias-de-negocios-en-tiempos-de-crisis/

Casi todos los países de Latinoamérica atraviesan momentos de crisis política y económica cada cierta cantidad de años. La Argentina es el ejemplo más concreto de ello. Entonces ¿cómo sobreviven las PYMES, los pequeños y medianos empresarios que luchan año tras año para desarrollar sus negocios? La respuesta obvia es adaptándose, re-inventándose y moldeando sus negocios y estrategias a aquello que el mercado demanda.

¿Cuál es la mejor estrategia en tiempos de crisis?

No existe una única receta o estrategia para pymes, ya que cada negocio debe llevar a cabo aquella que mejor se adapte a su historia, a su realidad, a su industria.

El manejo del precio y el stock

Las monedas de cada país latino se encuentran emparejadas a la divisa americana, el dólar. Y para quienes venden productos importados, el primer problema que suele presentarse es el precio.

Algunos empresarios optan por quitar sus productos del mercado. Otros por mantenerlos, pero ajustar el precio a diario en función de la cotización de la divisa.

La principal pregunta que surge es ¿qué hacemos con el stock? ¿tendrá el mismo valor en unos meses cuando se re active la economía? ¿estará vigente el producto o será obsoleto?

Hace poco hablando con un cliente, que utiliza un concepto mixto (entre ofrecer parte del stock a buen precio y retirar otra parte para realizar un buen negocio con quién realmente esté interesado en ello) surgió el comentario de porqué lo realiza así y comenta que “Para pagar las cuentas, salimos a ofrecer algunas promociones sobre stock disponible. En otros casos guardamos la mercadería más requerida y esperamos a hacer un buen negocio. No sirve guardarse todo, esperando a que se re active el mercado porque puede no existir un mercado a quién venderle luego.”

Y lo cierto es que el mercado se reinventa, los consumidores cambian sus hábitos de consumo frente a una crisis y esto afecta a las empresas y negocios. Y por eso es necesario ir buscando los caminos que a cada empresa van funcionándole paso a paso, mes a mes.

Concentrarse en el público target o mercado

Concentrarse en una vertical o “nicho” (como se dice en Argentina) es una de las estrategias más comunes. Y en sí misma, se trata de una buena recomendación. ¿Por qué? Porque es más fácil concentrarse en buscar clientes con una misma problemática, con una necesidad similar. Dicho en palabras más sencillas, “pensar el esfuerzo que tenemos que hacer 1 sola vez y salir a buscar de ello”. Volverse expertos y conocedores de las problemáticas de una industria es muy importante para ofrecer mejores soluciones a nuestros clientes.

Ahora, ¿esto quiere decir que no vamos a trabajar con otras industrias? No necesariamente. Se puede ser un buen conocedor del mercado en general y especialista en alguna industria determinada. Y concentrarse en una industria determinada suele devenir en un ahorro de recursos, ya que todos los esfuerzos de marketing y ventas pueden centrarse en una sola idea o concepto, por ejemplo, tener un local de ropa de deporte y especializarse en ropa para corredores de montaña.

Reagruparse: alinear los recursos de Marketing y Ventas

Los más importante en estas épocas de crisis es mantener los objetivos y los equipo alineados.

Porque de nada sirve pedirle a Marketing hacer una campaña de anuncios en Google que sea genérica para captar más visitas, mientras que ventas este llamando uno a uno a contactos de empresas que podrían ser potenciales clientes.

Re-educar al equipo comercial para que sea de asistencia

En épocas de crisis no se trata de agarrar el teléfono y llamar desesperado a todo el mundo para querer venderle. Sino que se trata de un cambio de foco, de poder llamar para ofrecer tu asistencia, tu ayuda, tus servicios y no tu producto. Porque se atrae más abejas con miel que con vinagre, y a nadie le gusta que le vendan.

¿Cuál es la recomendación entonces?

Elegir un objetivo concreto, un mercado, una estrategia, alinear los esfuerzos de marketing y ventas y avanzar.

 

Fuente https://info.andimol.co/estrategias-de-negocios-en-tiempos-de-crisis

CÓMO CONSEGUIR AGILIDAD ESTRATÉGICA: CINCO PRINCIPIOS BASICOS

https://www.grandespymes.com.ar/2019/12/10/como-conseguir-agilidad-estrategica-5-principios-basicos/

 

Si, ya nos ha quedado muy claro que nunca hasta ahora la humanidad había vivido en una época de cambios tan rápidos.

Me cuesta explicarle a mis padres que es eso de la digitalización, del internet de las cosas, de la economía colaborativa, que se puede imprimir en 3 dimensiones…. Es como si me hubiera ido de viaje al futuro y regresara explicando las novedades. Ellos perdieron el hilo hace tiempo, se mantienen informados, pero lo entienden a su manera. Todo pasa tan rápido que el mundo se ha vuelto extraño para ellos.

El cambio ha estado presente a lo largo de toda la humanidad, pero ahora se acelera y nos produce una sensación de agobio, de no estar al día y ser incapaces de ponernos al día a tal velocidad, sensación de angustia y estrés por no tenerlo todo controlado.

Y esto no tiene freno, el futuro promete traernos más vértigo. Para hacernos una idea de lo que trae ese futuro-presente podemos leer este resumen del libro “The inevitable” de Kevin Kelly: “Las once fuerzas que definirán la tecnología del futuro”. “Las invenciones más fascinantes de todas aún no han sido inventadas”, afirma.

Cambios que impactan en personas y organizaciones. Las organizaciones con menos capacidad de reacción, flexibilidad y adaptación al cambio, se van a quedar por el camino. Vamos a necesitar empresas rápidas, muy rápidas, cada vez más rápidas. Y para eso vamos a tener que cambiar la forma de organizarse de muchas empresas, las estructuras tendrán que ser mucho más ágiles.

Para desarrollar agilidad estratégica en un mundo que se mueve a una velocidad de vértigo, John Paul Kotter en su libro “Acelerar” propone crear organizaciones duales.

Algunas de las reflexiones del libro de Kotter

Las organizaciones ágiles son aquellas que mantienen sus estructuras jerárquicas y formales para dar respuestas a la actividad del día a día, y las combinan con organizaciones en red, que imprimen velocidad al cambio y trabajan para acelerar la organización y resolver la estrategia de la compañía. Son redes de agentes de cambio: la organización DUAL.

Las jerarquías enfocadas en la gestión están hechas para minimizar riesgos y mantener a la gente encasillada en sus funciones, sin embargo, la organización red como parte del Sistema operativo dual, impulsa esos pasos muy deprisa al permitir que un número mayor de personas se conviertan en agentes de cambio. El sistema dual se enfoca en liderar las iniciativas estratégicas.

Kotter destaca 5 principios básicos que rigen los sistemas duales:

El motor de los cambios importantes debe ser la convergencia de muchas personas y de diversas áreas, no solamente de las pocas designadas siempre. Se necesitan ejércitos de gestores del cambio en las empresas, personas capaces de tener iniciativas y tomar decisiones, no limitarse a cumplir órdenes.

Una mentalidad de “querer llegar” y no de “tener que hacerlo”. En tu organización hay personas con la capacidad y la energía suficiente para actuar como motor del cambio, sin dejar de cumplir sus tareas y objetivos del día a día. Solo tienes que llegar a ellos.

Acción desde la cabeza y el corazón. Es el corazón lo que mueve a las personas. La energía que se puede llegar a conseguir al actuar juntos por una causa superior, no tiene freno.

Mucho más liderazgo y no solo gestión. La clave está en la visión, la oportunidad, la agilidad, la inspiración, la pasión, la innovación y en mayúsculas, la CELEBRACIÓN de los éxitos.

Una alianza inseparable entre la jerarquía y la red, no solamente una jerarquía mejorada. Cuidado, existe el peligro de convertir esta nueva organización en dos “supersilos”, dos grupos dentro de la misma organización que trabajan de forma independiente. Es una forma de trabajar nueva que tiene que ir calando en toda la organización.

La mayoría de empresas, a su inicio, tienen la agilidad, velocidad y creatividad suficiente para aprovechar todas las oportunidades del mercado. Su forma de organizarse es en red. Cuando la empresa empieza a crecer y madurar, acaba convirtiendo su organización en jerárquica, olvidando la energía que le suponía la red inicial.

Aprovechemos esa agilidad de nuestras pymes para movernos más rápidamente en este mundo cada vez más complejo, pero sobretodo, conservemos en nuestra madurez esa potencia que aporta valor competitivo. Conservemos la curiosidad del niño y la valentía de la juventud en nuestra etapa madura.

Post original publicado en Con Tu Negocio

CUATRO CLAVES A TENER EN CUENTA PARA ELEGIR A TU PROVEEDOR DE EMAIL MARKETING

https://www.emprenderalia.com/claves-elegir-proveedor-email-marketing/?utm_medium=email&utm_source=newsletter&utm_campaign=2019-11-23

La elección de las herramientas que utilizamos en nuestro día a día a veces pasa a un segundo plano, y acabamos utilizando lo que ya conocemos de siempre, lo que vemos anunciado o lo que nos recomienda alguien.

Lo que nosotros recomendamos a la hora de escoger o revaluar una herramienta es listar nuestras necesidades y buscar la opción que mejor se adapta a nuestro negocio.

A veces la búsqueda puede ser larga y es difícil dar con un proveedor que cumple todo lo que necesitamos y a veces puede ser tan fácil como encontrar una herramienta como Mailrelay en el sector del email marketing.

Para que tú mismo puedas definir lo que necesitas en tus campañas de email marketing hemos elaborado la siguiente lista con 4 de las claves más importantes.

  1. Que tenga una cuenta gratuita potente

Aunque se trate de amor a primera vista siempre es importante poder probar una herramienta a fondo para acabar de decidir si es lo que necesitamos.

De nada sirve que sobre el papel sea una maravilla si luego al probarla te da problemas, es difícil hacer cualquier cosa un poco avanzada…

Así que mejor huye de las cuentas gratuitas que están muy limitadas y que no te permiten probar casi nada.

Y si encuentras unas herramientas como Mailrelay que dispone de una cuenta gratuita superior a muchas de pago, además podrás seguir utilizándola una vez que la hayas probado a conciencia.

  1. Que ofrezca soporte técnico

El soporte técnico parece que no hace falta hasta que te encuentras un problema y no hay nadie que te ayude a resolverlo.

Otras veces pasa que sí que hay alguien, pero no habla tu mismo idioma, así que estamos en la mismas.

Y también puedes encontrar que tienes que pagar extra por un soporte de calidad.

Lo que ya es más difícil de encontrar es una herramienta con la que cuentes con soporte técnico incluso en su cuenta gratuita como pasa en Mailrelay.

  1. Flexibilidad en el envío de mails y número de contactos

Al comparar este tipo de herramientas me he encontrado con comparaciones imposibles y difíciles de calcular según mis necesidades.

Empresas que cobran por número de mails enviados, empresas que cobran por número de contactos, saltos de precio bestiales cuando superas unos límites…

Al final sale a cuenta ir holgado y con flexibilidad, por eso es interesante la opción de 75.000 emails gratis y hasta 15.000 contactos de Mailrelay, va a ser difícil que superes esos límites, y si lo haces te doy la enhorabuena porque tu negocio mueve muchos suscriptores.

  1. Sin publicidad en los emails

Resulta muy difícil encontrar una herramienta de email marketing que en su cuenta gratuita no te obligue a poner su publicidad, también hay algunas que lo hacen incluso en cuentas de pago, o por lo menos tienes que saber desactivarla manualmente.

La imagen que ofreces si pones publicidad de otra empresa en tus comunicaciones por email puede ser bastante pobre, así que mejor asegurarte de que no incluyan publicidad obligatoria. Y si además no tienen publicidad en la cuenta gratuita, como hace Mailrelay, pues mejor que mejor.

En definitiva, al escoger tu proveedor de email marketing te recomendamos tener en cuenta estas claves y añadir todas aquellas necesidades extra que sean útiles en tu caso, ya sea por el sector, tipo de negocio o por tu manera de trabajar.