QUÉ COSAS PUEDES CONTROLAR Y CUÁLES NO

Distinguir las cosas que puedes controlar de las que no, es la invitación fundamental del estoicismo. Muchas de sus enseñanzas enlazan con esta.

La idea es enfocarte en lo que sí puedes controlar, evitando la perturbación que produce lo incontrolable.

Bienvenido a una nueva entrada sobre el estoicismo.

Lo que sigue es un resumen campechano del tema. Si quieres ahondar en él, mírate el Enquiridión, de Epicteto. (Es fácil de encontrar.)

¿Qué es lo que puedes controlar?

Lo que está en ti: tus pensamientos, tu actitud, tus deseos, tus reacciones a lo que ocurre fuera, tu determinación de hacer lo correcto. En resumen: tu mente (o tu alma, si prefieres llamarla así).

Y lo que no puedes controlar es lo que queda fuera de eso.

Tu felicidad, tu libertad y tu virtud van de la mano con lo que sí puedes controlar.

Cosas que no puedes controlar, aunque dé la impresión de que sí puedes hacerlo

  • Tu cuerpo. No está bajo tu control. Un día se “estropeará” y morirás.

Sí está bajo tu control elegir buenos hábitos y practicarlos. Sí puedes influir en tu salud de manera muy positiva. Porque eso lo capitanea tu mente, que es lo que sí puedes controlar.

Tampoco puedes evitar que circunstancias externas te produzcan dolor. Pero sí puedes elegir cómo pensar sobre ellas y cómo comportarte pese a ellas.

  • Tu reputación. Lo mismo. Puedes influir bastante en lo que otras personas piensan de ti. Pero no puedes controlar qué piensa cada persona.
  • Tus propiedades (casa, coche, móvil). Puedes comprar esas cosas, cuidarlas o disponer de ellas como quieras. Pero no puedes controlar lo que les pasa. Hoy las posees y puedes perderlas mañana.

¿Para qué hacer esta distinción?

Para no atar tu identidad o tu felicidad a lo incontrolable.

Y, desde una aproximación cotidiana y práctica, para ahorrarte ingentes cantidades de estrés.

¿Un par de ejemplos cotidianos?

El tiempo que hace: No puedes evitar ni controlar la meteorología. Pero, haga el tiempo que haga, puedes elegir tu actitud: entre refunfuñar o ponerle buena cara al día.

Un trabajo horrible que te encargan: No puedes evitarlo. Pero puedes elegir cómo resolver la papeleta. ¿Qué harás a continuación?

Lo que yo voy a hacer es colgar esta entrada. Y me muevo contigo a lo siguiente del día.

¿Qué tienes pensado? ¿Qué vas a hacer? Solo tú sabes. Solo tú decides.

 

Fuente: https://tusbuenosmomentos.com/cosas-puedes-controlar/

CINCO MITOS SOBRE EL EMPRENDIMIENTO

Desde México, la emprendedora Lisa Milton comparte cinco mitos sobre emprender

“Emprender es una actividad clave, tan sólo en México el 98% de las empresas son micro, las cuales representan un cambio en la visión sobre cómo hacer negocios y crecer, de ahí que sea importante desmitificar sus claroscuros”, asegura Lisa Milton, CEO y fundadora de AZAP.

El emprendimiento ha vivido un boom durante los recientes años. Reflejo de esto, los emprendedores, las micro, pequeñas y medianas empresas, representan un papel fundamental en la economía del país, pues 72% de los empleos provienen de este sector, según cifras oficiales.

A propósito de este tema, enumeramos cinco mitos y realidades sobre el ecosistema:

  1. Mito: emprender sólo es cosa de jóvenes

Realidad: si bien existe esta percepción, la edad promedio para lograr éxito en algunos sectores puede rondan los 42 años, reveló un estudio del Massachusetts Institute of Technology (MIT), el cual también encontró que las startups con mayor crecimiento tienen un fundador con edad promedio de 45 años.

  1. Mito: emprender no es un “trabajo serio”.

Realidad: emprendedores de todo el mundo coinciden en que detrás de cada startup hay muchas horas de trabajo, desvelos, una formación, así como capacitación permanente. En su conjunto, estos elementos son la clave para posicionar un nuevo negocio. Recordemos que sin sacrificio, no hay victoria.

  1. Mito: para emprender se requiere mucho dinero

Realidad: para Óscar Fuente, fundador y director de la IEBS Business School, el dinero es muy importante para emprender, pero lo es más la pasión, porque sin ésta los proyectos no funcionan. Claro que hay que tener un plan de negocio y crecimiento muy claro, así como contemplar los aliados para la inversión, como programas federales, estatales, municipales, incubadoras y fondos de inversión.

  1. Mito: los emprendedores nacen, no se hacen

Realidad: esta es una creencia muy común. Lo cierto es que emprendedor puede ser cualquiera, porque la idea de negocio solo es un punto de inicio. Los especialistas coinciden en que el éxito conlleva mucho esfuerzo detrás de un buen modelo, una correcta ejecución, plan de inversión y visión sobre la evolución.

  1. Mito: México no es terreno fértil

Realidad: De acuerdo con el Reporte Global de Emprendedores Amway 2019, en el país el promedio del espíritu emprendedor (52 puntos) es mayor que en el mundo (47 puntos). Por otro lado, México fue el país que más inversiones en emprendimiento de alto impacto recibió en 2017, según el estudio Do Ex-Startup Founders Make The Best Venture Capitalists?, realizado por CBInsights.

“Finalmente, hay que saber que comenzar a emprender representa retos que van desde analizar el contexto del mercado en que nos queremos insertar, ser organizado, tener un plan, buscar aliados, contemplar el riesgo económico, buscar capacitación y tener la actitud para que el éxito toque a la puerta”, concluyó Milton.

https://www.grandespymes.com.ar/2019/04/24/5-mitos-sobre-el-emprendimiento/

6 PASOS PARA EMPEZAR TU BLOG CON BUEN PIE

Me parece que éste es un tema clave, y ésta es una buena nota. Solo le mejoré la distribución del contenido. Espero que les sea útil.

Quiero compartir contigo la estrategia que enseño a mis alumnos para que conviertan una idea en un blog sólido y con futuro.

Es un sistema de seis pasos para crear un blog que he ido refinando con el tiempo y que ha dado muy buenos resultados a quienes lo han probado. Espero que a ti también te ayude.

PASO 1 – Ten claro qué es lo que quieres

Imagínate que llega a tus manos una herencia inesperada y quieres invertir ese dinero en comprar un terreno y construirte una casa.

¿Que sería lo primero que harías?

No sería elegir los muebles.

Tampoco el color de la fachada.

Ni siquiera la distribución de las habitaciones.

Antes de todo eso, te preguntarías para qué quieres la casa, ya que todo lo demás dependerá de ello. En una casita de verano en primera línea de playa no tendría sentido poner una chimenea, igual que sería absurdo construir una piscina en una cabaña en las montañas.

Lo mismo pasa al crear un blog: el primer paso (y uno que muchos ignoran) es tener claro cuáles son tus objetivos, ya que eso influenciará el resto de decisiones que tomes. Si lo que pretendes, por ejemplo, es montar un negocio de seis cifras, entonces no todas las temáticas valen.

PASO 2 – Construye unos cimientos sólidos

Al igual que una casa, un blog necesita tener unos cimientos sólidos para que no se venga abajo con el primer temblor.

Existen tres pilares maestros que sostienen todo el peso de tu proyecto:

  • Temática – Sobre qué vas a escribir. Hay que elegir un nicho que conozcas bien, que te apasione y que sea compatible con tus objetivos.
  • Público objetivo – Para quién vas a escribir. Dentro de una misma temática existen grupos de personas con intereses muy distintos, y no te puedes dirigir a todos a la vez.
  • Valor – Qué vas a aportar. Tus lectores sólo te harán caso si lo que escribes les es útil, y para ello tienes que entender muy bien qué es lo buscan.

Si eso pilares son sólidos, podrás construir sin miedo. Si son débiles, nunca conseguirás acabar el edificio, no harás más que encontrarte problemas y perderás cientos de horas en reparaciones.

PASO 3 – Valida tu idea

Una vez dibujado el plano de tu futura casa, tienes que revisarlo con tranquilidad para asegurarte que no has cometido errores de diseño. No quieres descubrir humedades ni problemas de insonorización cuando es demasiado tarde porque puede costarte decenas de miles de euros repararlos.

En el caso de un blog, te recomiendo analizar estos cinco puntos:

Competencia. ¿Tienes claro cómo vas a diferenciarte de tus competidores para no acabar siendo uno más?

  1. ¿Hay suficientes personas interesadas en la temática que has elegido?
  2. ¿Serás capaz de generar contenido de calidad durante los próximos cinco años?
  3. ¿Tienes suficiente credibilidad en tu nicho como para que tus lectores confíen en ti?
  4. ¿Tiene tu idea de negocio suficiente potencial como para cumplir tus objetivos económicos?

Sólo después de haber verificado que todo está en orden, puedes darle el visto bueno al proyecto y pasar a la siguiente fase.

PASO 4 – Diseña tu marca personal

Cuando visitas una casa, es inevitable que te formes una cierta impresión de ella y de sus propietarios. El jardín, la fachada, los muebles, la decoración… Todos estos elementos en su conjunto te transmiten una imagen determinada.

Tu marca personal es la imagen que se lleva la gente que visita tu blog, pero en este caso la definen detalles como el nombre, el logo, el diseño o el tono que utilizas en tus posts. Por ese motivo, es importante que elijas todas esas cosas de una manera consciente y deliberada, igual que eliges la mesa del salón o la habitación de tu hijo.

Invertir el tiempo suficiente en diseñar una buena marca personal vale su peso en oro, ya que va a ayudarte a potenciar tu mensaje, hacerlo más congruente y diferenciarte de la competencia.

PASO 5 – Lanza tu blog

Ahora que ya tienes los planos, has verificado que no existe ningún error grave en el planteamiento y has decidido de qué color vas a pintar la fachada y cómo vas decorar el interior de la casa, estás listo para empezar la obra.

Aquí mucha gente se pierde en detalles sin importancia, como elegir el material de los azulejos, el modelo del grifo del baño o el color de las barandillas. Sin embargo, lo verdaderamente importante es construir cuatro paredes y un techo donde dormir por la noche sin pasar frío y comprar los muebles más básicos. Ya habrá tiempo de preocuparse de todo lo demás.

En el mundo del blogging esto se traduce en una excesiva preocupación por las herramientas a utilizar, cuando lo único que necesitas para arrancar es un dominio, un hosting, una plantilla decente y un puñado de plugins esenciales.

Ladrillo a ladrillo, lo que antes era sólo un sueño va tomando forma, y finalmente puedes instalarte en tu nuevo hogar. Pero aquí no acaba todo…

¿Cuál es el siguiente paso?

¡Organizar un house warming party para enseñarle la casa a tus amigos!

El lanzamiento de tu blog es un evento único que sólo ocurre una vez, así que merece la pena prepararlo y ejecutarlo bien para sacarle el máximo partido. Eso incluye tener varios posts preparados para que tus primeros lectores no se vayan de vacío, y correr la voz para llegar a cuanta más gente mejor.

A partir de ahí, tendrás tu proyecto funcionando y accesible a todo el mundo, y habrá empezado oficialmente tu carrera como blogger.

PASO 6 – Céntrate en lo importante

Llevas varias semanas viviendo en tu nueva casa. Es cómoda y calentita, y estás muy contento con ella, pero la notas un poco vacía, así que decides darle un poco de vida decorándola mejor e invitando amigos más a menudo.

Hacer crecer tu blog no es fácil, porque hay muchísima información contradictoria ahí fuera.

“¡Sé activo en Twitter!” dicen algunos gurús.

“El secreto es comentar en otros blogs”, recomiendan otros.

Y tú cada vez estás más perdido.

La única manera de salir de esta situación es aplicar el principio de Pareto, es decir, centrarte en el 20% de las tareas que van a generar el 80% de los resultados. En el caso de un blog, es lo siguiente:

  • Escribir contenido épico
  • Hacer crecer tu lista de correo
  • Establecer relaciones con otros bloggers
  • Optimizar el SEO El posicionamiento en buscadores, optimización en motores de búsqueda o SEO (sigla de Search Engine Optimation en inglés), es un conjunto de acciones orientadas a mejorar el posicionamiento de un sitio web en la lista de resultados de Google, Bing, u otros buscadores de Internet.

Ya está.

Todo los demás son detalles, y lo mejor que puedes hacer es ignorarlos o hacer lo mínimo necesario para cumplir.

Céntrate en esas cuatro tareas cada semana, síguela religiosamente y estarás en el camino de conseguir todos tus objetivos.

Para conseguir resultados diferentes, necesitas hacer cosas diferentes.

Ángel Alegre

Emprenderalia

https://www.emprenderalia.com

EL PENSAMIENTO LATERAL

Mejorar las estrategias de resolución de problemas es clave para el éxito emprendedor.

EL PENSAMIENTO LATERAL

Por Raquel Bonsfills

Einstein decía que no podemos resolver el problema pensando de la misma manera que cuando fue creado. Muchas veces tomar distancia del problema nos ha ayudado a pensar de forma diferente, pero a veces necesitamos algo de ayuda para darnos cuenta que hay otras opciones.

Por otra parte, hoy en día las empresas de marketing y publicidad han de hacer esfuerzos para pensar cómo vender lo mismo de diferentes formas, planteando a los clientes diferentes opciones para que puedan elegir, aunque sepan que una en concreto será la adecuada.

Buscar alternativas es más fácil cuando tenemos una necesidad, por ejemplo, en momentos de crisis, pero no es tan fácil cuando creemos que hay un camino claro, que tenemos razón o que ya existe una mejor opción.

Los coaches también solemos hacer preguntas que lleven al cliente a plantearse alternativas que puede que no haya tenido en cuenta o que le permitan descubrir opciones que pueden llevarle más allá de los objetivos deseados.

Todo esto es posible gracias al pensamiento lateral. Y en tiempos de innovación es aún más necesario.

¿Y qué es el pensamiento lateral?

Como su propio nombre indica, el pensamiento lateral consiste en pensar desde al lado, o desde otro lado. Es una invitación a tomar nuevas y creativas perspectivas sobre una situación o un problema.

Este término fue acuñado por Edward de Bono, en su libro Pensamiento lateral: manual de creatividad donde explica que “la base del pensamiento lateral consiste en considerar cualquier enfoque a un problema como útil, pero no como el único posible ni necesariamente el mejor”.

¿Cómo se utiliza?

El proceso de utilización de este tipo de pensamiento comienza con un caso o una situación a la cual dar respuesta. Para aplicar el pensamiento lateral se realiza una lluvia de ideas en las que se abordan diferentes enfoques o perspectivas.

Desde el punto de vista de la creatividad todo es válido. En el pensamiento lateral no hay juicio, no se mide qué es mejor o más efectivo. Simplemente se deja llevar por las diferentes alternativas que pueden plantearse o que somos capaces de encontrar.

Por ejemplo, si partimos de la situación ¿cómo puede dividirse un cuadrado en cuatro partes iguales? Podremos obtener diversas alternativas del tipo:

Cuatro secciones verticales u horizontales rectangulares.

Cuatro cuadrados pequeños.

División del cuadrado en dieciséis pequeños cuadrados y luego trazar dos líneas en forma de cruz gamada.

Otros…

Después Edward de Bono aplica lo que llama pensamiento vertical, que es el pensamiento analítico, de causa-efecto, que sí es capaz de discernir entre cuál de las opciones extraídas antes es la más adecuada.

Eso sí, no es conveniente mezclarlos. Es decir, no ir analizando ideas mientras vamos planteando las alternativas creativas. Ni añadir nuevas ideas cuando ya estamos en la fase de análisis.

Podemos mejorar nuestra habilidad para desarrollar el pensamiento lateral. Como dice Edward de Bono “el principal objetivo de las técnicas del pensamiento lateral es desarrollar una costumbre que paulatinamente se transforme en una actitud lateral consecuente” y para ir cogiendo esa costumbre podemos comenzar, por ejemplo:

  • Preguntando ¿Por qué? y también ¿cuándo? ¿cómo? ¿qué otro uso puede tener? ¿y qué más? Se trata de jugar con curiosidad, como niños.
  • Edward de Bono plantea que hemos de hacer reaccionar al cerebro de forma absurda y sin la lógica habitual. Y utiliza el llamado PO (provocative operation) que puedes conocer mejor en este vídeo. (No estaba en la nota)
  • Divirtiéndonos con los acertijos creados por Paul Sloane. Paul Sloane propone resolver estos acertijos en grupo y definiendo un maestro de acertijos que lee la respuesta y les cuenta el caso a los demás. Luego ante las ideas y propuestas de resolución solo responderá “sí”, “no” o “no importa” hasta que el grupo dé con la solución.

Un ejemplo: Los dos barberos

Un viajero llega a una pequeña ciudad. Nunca la había visitado antes, ni sabía nada sobre ella ni sobre sus habitantes. Necesitaba un corte de pelo. Había dos barberías cercanas en la calle principal. Eran las únicas de la ciudad. El hombre las estudió con cuidado. Una estaba limpia y ordenada. Todo era pulcritud. El barbero barría las últimas trazas de cabello mientras esperaba al próximo cliente.

La otra barbería estaba sumamente desordenada. Todo parecía gastado y ruinoso. El desgreñado barbero se columpiaba en una silla esperando a los clientes.

Ambos negocios cobraban lo mismo por un corte de cabello. Después de considerarlo cuidadosamente, el hombre decidió ir a cortarse el pelo con el barbero desgreñado. ¿Por qué?

Piénsalo un momento antes de leer la solución: El viajero dedujo correctamente que, ya que sólo había dos barberos en la ciudad, cada uno le cortaría el pelo al otro. Por lo tanto, el barbero cuidadoso le cortaría el pelo al desgreñado en forma descuidada. Era el desgreñado el que cortaba con esmero el pelo al otro barbero. El viajero eligió entonces al desgreñado.

  • Utilizando relatos. Esos relatos pueden presentarse para generar diferentes puntos de vista, por ejemplo, qué pensaría cada uno de los personajes; cambiar una descripción favorable en desfavorable, no modificando el material, sino el valor relativo de diferentes conceptos y el ángulo de visión o enfoque para el análisis; extraer un significado de la información diferente al extraído por el autor…
  • Adivinar qué ocurre en la imagen. Jugar a qué está pasando a través de los que nos inspire la imagen. Se pueden buscar opciones diferentes.

Incluso hay quien dice que esa actitud lateral que adquiriremos con la práctica, nos ayuda a entender que hay diferentes formas de caminar por la vida, ofreciéndonos mayor libertad para elegir.

¿Quién dijo que era mejor estudiar una carrera que aprender un oficio? ¿Quién dijo que dedicarse a viajar era solo una cuestión de ocio? ¿Quién dijo que levantarse a la 1 de la mañana era perderse el día?

Solo son alternativas.  ¡Abre tu abanico de posibilidades!

Ahora que conoces un poco mejor cómo funciona el pensamiento lateral, ¿cómo puedes aplicarlo tú en tu día a día?

Fuente: http://2miradas.es/blog/el-pensamiento-lateral/

CÓMO CREAR UNA TIENDA ON LINE EN DIEZ PASOS, TRES MESES Y SIN INVERSIÓN

¿Tienes pensado crear una tienda online pero no te atreves por la inversión que ello pueda suponer? ¿Te gustaría crear tu propio empleo y no sabes cómo hacerlo? ¿Quieres empezar a ganar dinero en Internet por tu propia cuenta y tienes ganas de trabajar duro en ello? ¿Todavía no sabes cómo crear una tienda online?

Aunque el título del artículo puede parecer un poco exagerado, realmente para hacer una tienda online solo te hará falta una pequeña inversión económica, y sobre todo una gran inversión en forma de tiempo, quería transmitir la idea de que es posible crear un negocio e-commerce sin la necesidad de una inversión económica importante.

Como ya sabéis, hoy es posible vender productos a través de Internet a todo el mundo. También es posible crear una tienda online sin necesidad de conocimientos informáticos. Los mayoristas o dropshippers pueden enviar directamente sus productos a tus clientes.

Existe suficiente información en Internet para aprender lo básico de marketing online, y empresas como Paypal nos ponen muy fácil a la hora de implementar un sistema de pago efectivo. Así pues, ¿cuál es la excusa para aprender cómo montar la tienda online que deseas?

Los 10 pasos para crear una tienda online

Voy a resumir el proceso de cómo crear una tienda online en 10 pasos, muy brevemente y por encima, para que os hagáis una idea de lo que sería imprescindible para empezar a vender desde vuestra propia tienda online:

  1. Escoge el nombre y el dominio de tu tienda online

Esta es una de las partes más atractivas de todo proyecto, así que la pongo al principio para animar al personal. La elección de un buen dominio es esencial en una tienda online.

Tanto el nombre como el dominio deben poderse recordar y escribir fácilmente, tienen que ser lo más cortos posible y a poder ser, descriptivos.

Portada tienda online

Descarga gratis la guía en PDF

Aprende cómo crear una tienda online de una manera sencilla y sin necesidad de recursos.

Nombre (sin apellidos)

Email

Apúntate

He leído y acepto la política de privacidad.

En el caso del dominio, si además contiene alguna de nuestras palabras clave, nos ayudará a posicionarnos en los buscadores por esos términos. Intenta que sea un .com, o un .es si solo venderás a España.

  1. Elige una buena empresa de hosting

Esta es prácticamente la única inversión que deberás realizar para crear tu tienda online, así que no seas tacaño y busca una empresa que te ofrezca un hosting de calidad y garantía.

La velocidad de tu tienda online es clave, tanto para los usuarios como para el posicionamiento en los buscadores. Una página lenta hace que sus usuarios se cansen de esperar y abandonen la página, mientras que Google, por ejemplo, penaliza las páginas que tardan más de X segundos en cargar enviándolas al fondo de los resultados de búsqueda. ¡Incluso deberías pagar más en Adwords por tener una página lenta!

Asegúrate pues de que tu empresa de hosting te garantiza el espacio suficiente para tu tienda online y una buena velocidad de conexión. Contratando un buen servicio de hosting evitarás también caídas innecesarias del servidor y podrás tener tu tienda disponible 24h al día, 365 días al año.

Si quieres simplificarte la vida también puedes recurrir a un servicio de tiendas online como Shopify que ya dispone de todo lo necesario para que tú sólo tengas que dedicarte a vender.

  1. Escoge un Dropshipper de garantías

Diagrama del proceso de Dropshipping para crear una tienda online, desde la compra de productos por los clientes hasta el envió por parte del proveedor

(Triangulación de envíos en español y dropship, drop shipping, dropshipping o drop shipment en inglés; es un tipo de venta al por menor donde el minorista no guarda los bienes en su inventario, sino que toma y pasa el pedido (y los detalles de envío) al mayorista, quien entonces despacha las mercancías directamente al cliente final. Tomado de Wikipedia)

Hace un tiempo ya explicamos cómo funciona el método dropshipping. Básicamente se trata de que nuestro mayorista o distribuidor, envíe directamente los productos que nuestros clientes han comprado en nuestra tienda online a su domicilio.

Obviamente, el mayorista dropshipper enviará el producto sin ningún distintivo de su empresa, añadiendo al paquete tu propia factura si así lo deseas.

De este modo, el cliente queda igualmente satisfecho y nosotros evitamos tener que invertir en el stock de productos, o preocuparnos por la logística. La empresa de dropshipping se hará cargo de todo ello.

Lógicamente, por norma general los márgenes no serán tan grandes como si compráramos nosotros los productos primero, pero para empezar un negocio e-commerce, empezar a tener clientes y ver cómo funciona todo, lo veo cómo la solución ideal para los que no pueden invertir en una gran cantidad de productos.

Existen muchas listas de mayoristas y dropshippers, asegúrate de elegir uno de garantías, realiza alguna prueba antes de vender directamente a tus clientes, y ten alguno más seleccionado por si tienes que cambiar.

  1. Usa un buen CMS para e-commerce

(Un sistema de gestión de contenidos o CMS (del inglés content management system) es un programa informático que permite crear un entorno de trabajo para la creación y administración de contenidos, principalmente en páginas web, por parte de los administradores, editores, participantes y demás usuarios. Tomado de Wikipedia)

Como comentábamos en el apartado de hosting, si lo que quieres es vender sin preocuparte de cosas técnicas lo mejor es utilizar un servicio de tiendas online como Shopify, sobre todo si estás empezando. Si te animas a montarlo tú necesitas un CMS.

En la actualidad existen muchos CMS para e-commerce totalmente gratuitos y completamente fiables. Todos ellos están diseñados en mayor o menor medida para que puedan ser utilizados por personas sin demasiados conocimientos técnicos.

Además, al ser herramientas de código libre y conocidas por una gran cantidad de profesionales, existen muchas empresas y autónomos que por un módico precio pueden retocar o ampliar aquellas funcionalidades que no puedas realizar por tu cuenta.

Sin querer extenderme ni entrar en comparaciones, para un proyecto o tienda sin demasiadas complejidades, elegiría sin dudarlo Prestashop, debido sobre todo a su facilidad de uso, pero también por su “ligereza”, buen posicionamiento natural y gran cantidad de opciones fácilmente configurables.

Otros CMS que también son recomendables serían: WordPress, Magento, Oscommerce, Virtuemart (Joomla), Zencart, Opencart, Digistore o Drupal Ecommerce. Y la alternativa más sencilla sería un servicio como Shopify,

Todos ellos permiten la selección de diversas plantillas de diseño, tanto gratis como de pago, que cubrirán todas tus necesidades. Elige una plantilla con un diseño atractivo, usable y dirigido a la acción para crear tu tienda online.

Al escoger el hosting ten en cuenta que disponga del CMS que hayas escogido pre-instalado, así la instalación será automática y sencilla.

  1. Personaliza tus productos

Muchos mayoristas proveen a las tiendas online de su catálogo de productos en formatos que pueden ser subidos a tu tienda automáticamente, y así se pueden mostrar todos los productos en muy poco tiempo. No es mala idea para empezar, pero es básico personalizar todos los textos de la tienda.

A la larga los únicos productos que se posicionarán correctamente serán aquellos que hayas modificado, y los usuarios agradecerán no encontrar el mismo texto que verán en otras tiendas. Amplía la información con detalles del producto, fotos, métodos de uso. Usa la imaginación.

  1. Añade todos los métodos de pago posibles

Es imprescindible ofrecer el máximo de métodos de pago posibles en tu tienda online. Si puedes ofrecer cuatro, mejor que tres. Todavía hay gente que no se fía de comprar por Internet, y solamente realiza pedidos a tiendas que ofrecen el método Contra reembolso, ya que solo pagará al recibir el paquete. Otros, siempre utilizan la tarjeta ya que entienden que detrás habrá una empresa y algunos utilizan transferencia bancaria porque les es más cómodo.

Pero en España existe un gran problema con los bancos y las pasarelas de pago. muchos de ellos solo ofrecen el servicio a empresas que llevan tiempo operando con la entidad, o a grandes empresas.

Algunas sucursales no saben bien de qué les hablas cuando se la pides y otras te pondrán todas las trabas posibles. Aun así es posible conseguirlo siendo una empresa nueva. Personalmente he logrado pasarelas en el Banco Santander, BBVA y La Caixa.

Pero si lo ves muy complicado, ya sea por culpa de los bancos como por limitaciones técnicas a la hora de integrar la pasarela de pago (la implementación es algo complicada y requiere de conocimientos en PHP), existen soluciones alternativas como la pasarela integral de Paypal.

Paypal pone a nuestra disposición una pasarela de pago que nos permitirá cobrar a nuestros clientes con tarjeta. Su “instalación” es sumamente sencilla y el único coste que va a tener para nosotros será la comisión (bastante alta) que nos cobrará Paypal por cada transacción realizada. Con todo, es una muy buena forma de ofrecer desde un inicio esta forma de pago tan solicitada.

  1. Crea un blog que acompañe a la tienda

Como ya expliqué en la mini guía SEO para tiendas online, existen casos en que es prácticamente imposible realizar descripciones largas o que aporten contenido de valor a nuestra tienda online. En estos casos, es imprescindible la creación de un blog para atraer algo de tráfico a la tienda.

Aunque siempre es aconsejable la creación de un blog que hable de nuestro sector y de todo lo que lo rodea, y que nos sirva también para promocionar nuestros productos de algún modo, directa o indirectamente.

Poco a poco irás posicionándote por los temas tratados en los artículos y ello te traerá tráfico de calidad dispuesto a comprar tus productos. Así que al crear una tienda online no te olvides de crear un blog para acompañarla.

  1. Regula tu situación legal

Legalmente no puedes vender productos a no ser que lo hagas como autónomo o como empresa. Además, en la mayoría de los casos es recomendable la creación de una S.L. sobre todo por el tema de la responsabilidad civil.

Crear una Sociedad Limitada es un proceso que, aunque podemos realizar nosotros mismos, es probable que decidamos dejar en manos de una gestoría.

Asegúrate de tener todos los papeles en regla, contratar un seguro y cumplir con todas las leyes vigentes antes de iniciar tu aventura, una multa o sanción económica por no actuar correctamente podría hacer desaparecer tu empresa y tu proyecto.

  1. Crea campañas de publicidad online

Gracias a la publicidad online, podemos dar a conocer nuestra tienda online de forma económica, pero sobretodo de forma escalada. Usando correctamente las herramientas de análisis gratuitas que Internet pone a nuestra disposición, podremos saber con exactitud qué campañas publicitarias nos dan beneficios y cuáles no funcionan, pudiendo rectificar rápidamente y evitando pérdidas innecesarias.

De esta forma, podremos obtener beneficios en poco tiempo, y reducir la inversión a “lo que vamos ganando cada mes”, por lo que menos la pequeña inversión inicial, el resto de publicidad podría pagarse sola. La habilidad de cada uno para conseguir ampliar esos beneficios puede marcar la diferencia en un futuro.

Para empezar a publicitarse en internet, recomendaría usar la publicidad en los resultados de búsqueda de Google mediante Adwords.

  1. Trabaja el marketing online

Tu tienda online funciona correctamente y ya has realizado alguna venta mediante Adwords, algún otro sistema de publicidad o de forma natural. Está bien, ahora es el momento de ampliar el número de ventas.

Crea tu propia estrategia de marketing online: Realiza ofertas especiales, prepara una estrategia de social media, organiza concursos, realiza un seguimiento personalizado de tus clientes, escribe notas de prensa, … Haz todo lo posible para dar a conocer tu marca y tus productos.

Como en todos los negocios, debes vender para sobrevivir. De nada sirve que tu tienda sea la mejor si nadie la conoce, de nada sirve que tus precios sean los más competitivos si nadie ve tus productos. Debes hacer el esfuerza de salir a vender, o como mínimo, realizar las acciones de marketing pertinentes para lograr las ventas necesarias.

Lo ideal es empezar con el marketing al inicio de crear una tienda online, no esperes porque, si no, los clientes tardarán en llegar.

He obviado algunos temas fundamentales en la creación de cualquier negocio como realizar un estudio de mercado previo, la viabilidad del proyecto, crear el modelo de negocio o documentar todos los pasos, pero cómo me he centrado en los negocios ecommerce y las tiendas online, he preferido simplificar.

https://www.emprenderalia.com/como-crear-una-tienda-online/