Tomado del blog del BID PUNTOS SOBRE LA I

POR AUTOR INVITADO Y PABLO ANGELELLI

La tecnología abre un mundo de oportunidades para las empresas de menor tamaño, pero también una serie de amenazas a quienes no logren adaptarse a los rápidos cambios de la economía digital. A pesar de que la gran mayoría de los emprendedores en Latinoamérica tiene un teléfono con acceso a Internet en sus manos, las brechas tecnológicas de las pymes son todavía considerables. Esta es una gran oportunidad para mejorar su productividad, pero también un importante desafío para el diseño de políticas públicas.

¿Cómo diseñar intervenciones costo-efectivas que rompan las barreras económicas, culturales y de capacidades internas que enfrentan las pymes para acceder y utilizar nuevas tecnologías digitales?

Un innovador piloto de intervención impulsado por la Fundación Impacta con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y que será financiado a través CORFO (la agencia pública de fomento al desarrollo productivo e innovación en Chile), utilizará un esquema de contrato de impacto social (CIS)para impulsar la adopción de tecnologías digitales en las pymes.

Los CIS, también conocidos como “bonos de impacto social”, son un mecanismo de contrato y financiamiento en el cual una organización interesada en resolver un problema social, se compromete a pagar a una organización externa y sus financistas en función de la obtención de una serie de resultados previamente definidos en un contrato.

“El gran desafío es que vamos a abrir el primer contrato de impacto social llamando a empresas que quieran acelerar la digitalización de los negocios turísticos en Chile para que presenten propuestas de ofertas. El Estado va a retornar estos fondos a las empresas que demuestren que están creando un impacto positivo en pymes turísticas por medio de la digitalización”.
Sebastián Sichel, vicepresidente ejecutivo de Corfo 
(27/09/2018 – Día Mundial del Turismo)

¿De qué se trata el piloto de digitalización de pymes?

La versión piloto de esta intervención con enfoque CIS se focalizará en la digitalización de pymes de la industria del turismo, en base un modelo de capacitación y alianzas con distintas empresas proveedoras de soluciones tecnológicas.

¿Cómo funciona? El proceso se inicia con la firma de un contrato entre CORFO y la organización intermediadora del CIS. Esta última deberá levantar recursos con inversionistas privados, lo que utilizará para financiar una serie de actividades de apoyo a la adopción de tecnología de pymes turísticas en torno a las siguientes fases de implementación.

Fase 1: Creación de catálogo de productos y capacitación virtual

La primera fase comienza con la creación de un catálogo de productos y servicios tecnológicos que provean a las pymes del sector turístico de una propuesta de valor más atractiva de lo que actualmente está disponible en el mercado. Algunos ejemplos de este catálogo podrían ser: soluciones de reservas y medios de pago electrónico, módulos de gestión de circuitos turísticos, plataformas para optimizar tarifas, o sistemas de gestión para restaurantes y alojamiento, solo por mencionar algunas ideas. Asimismo, en esta fase se desarrollará una capacitación virtual de apoyo a la adopción de estas tecnologías.

La capacidad de aglutinar la demanda agregada de parte de cientos o miles de pymes participantes del programa es lo que se espera permita negociar y firmar convenios con las empresas tecnológicas para obtener productos y servicios en condiciones más ventajosas. La propuesta de valor podría traducirse, por ejemplo, en una reducción de precios o en servicios complementarios de acompañamiento y soporte.

Fase 2: Operación de la plataforma abierta y gratuita

El catálogo y la capacitación virtual se pondrán a disposición de manera abierta y gratuita a través de una plataforma en línea. Al ingresar a la plataforma cada pyme creará un perfil de usuario y entregará de forma reservada información de su empresa y la utilización que hace de la tecnología.  Con esto se construirá una línea de base que servirá para la medición de los resultados y el monitoreo de la participación y avance en el programa. Con su perfil creado las pymes podrán acceder a los servicios de capacitación y adquirir los productos y servicios tecnológicos del catálogo.

Fase 3: Plan de tecnología para la competitividad

En la tercera fase un subgrupo de pymes turísticas graduadas de los servicios de capacitación, trabajarán en el diseño e implementación de un plan de tecnología orientado al escalamiento y aumento de la competitividad. Para ello se contempla el cofinanciamiento en la adquisición de tecnología y apoyo especializado en la gestión, en colaboración con algunas de las empresas proveedoras de soluciones.

Fase 4: Pago de resultados

Una vez concluidas las tres fases anteriores, se incluye un período adicional de medición y validación de los resultados, lo que determinará los pagos que efectuará CORFO al intermediador. Una primera parte de los pagos se determinarán en base a variables operacionales, tales como número de empresas graduadas de la capacitación en línea y el número de soluciones del catálogo que fueron adoptadas. La segunda parte de los pagos se efectuará en base a variables de impacto tales como incremento en ventas, generación de fuentes alternativas de ingreso y aumento en tarifas promedio, entre otras.

¿Es posible generar impacto en miles de pymes a través de servicios en línea?

En Chile la creación de empresas alcanza las 80 mil unidades cada año. Esto sugiere que el desafío de adopción digital en pymes no es de nicho y debe abordase apuntando a una amplia cobertura de beneficiarios.

La experiencia del Programa Almacenes de Chile validó la tesis que servicios en línea pueden alcanzar una gran cobertura, incluso en sectores tradiciones donde las brechas de tecnología son mayores al promedio de las empresas. La plataforma de capacitación en línea para almaceneros logró en 18 meses la participación de cerca de 30 mil almaceneros y alumnos en 330 de las 365 comunas del país, en su mayoría mujeres.  Otra de las lecciones de este programa fue la de enfocar los servicios en torno a una industria en la cual las empresas comparten los mismos aspectos culturales y desafíos productivos.

“Las tecnologías y las plataformas digitales están cambiando la manera en que los viajeros planifican sus viajes de principio a fin, por lo que tenemos que incorporar las nuevas tecnologías a la oferta turística del país. Por eso desarrollaremos un programa innovador que apunta precisamente a hacernos cargo de esa brecha digital”.
Mónica Zalaquett, Subsecretaria de Turismo de Chile (27/09/2018 – Día Mundial del Turismo)

A pesar de los variados intentos que se han desplegado en los últimos años, obstáculos de carácter financiero y operacional han impedido hasta ahora la implementación de un contrato de impacto social (CIS) en Chile. La estrategia desarrollada por la Fundación Impacta con el apoyo del BID, logró adaptar el modelo de CIS a los mecanismos de funcionamiento de CORFO, dando paso a la primera intervención de este tipo por parte del sector público en Chile.

¿Logrará un modelo de servicios en línea fomentar la capacitación y adopción de tecnologías por parte de miles de pymes turísticas y generar un impacto en la competitividad? Los pagos por resultados que se generen al partir del CIS nos permitirán dar respuesta a esta pregunta y proyectar la replicabilidad de este modelo en otros países de la región.