TÉCNICAS PARA DETECTAR IDEAS INNOVADORAS

por | Dic 19, 2018 | Para emprender mejor | 0 Comentarios

He encontrado en el link de abajo la siguiente nota: 34 técnicas para detectar ideas realmente innovadoras. Voy a seleccionar algunas de esas técnicas, escritas para España, en más de un posteo, con alguna adaptación, aunque sea formal, a Argentina. Comenzaré con estas seis:

https://www.emprendedores.es/gestion/a77493/tecnicas-detectar-ideas-innovadoras/

POR PILAR ALCÁZAR MOLERO

18/04/2018

1) INSPIRÁTE EN MODELOS TRADICIONALES

La empresa Certest Biotec creó una gran variedad de tests de autodiagnóstico inspirados en el de embarazo. Así, con los kits que empezó a comercializar esta firma cualquiera podía hacerse su propia prueba y conocer si tiene alguna afección digestiva o respiratoria sin necesidad de acudir al médico. Una idea muy parecida es la que desarrollaron los responsables de la empresa MyGen para realizar pruebas de parentesco y ADN, veterinaria y controles sanitarios sin necesidad de pasar por un laboratorio.

2) OFRECÉ UN VALOR AGREGADO

La cadena de fruterías gallega Frutas Nieves logró desmarcarse de su competencia con productos de valor agregado, como jugos de fruta recién exprimidos, ensaladas y sándwiches elaborados con ingredientes de alta calidad. Con esta oferta, la frutería ofrecía unos productos propios de los bares y restaurantes, pero a un precio inferior lo que lo convirtió en un valor agregado atractivo para sus clientes.

3) ADAPTÁ IDEAS DE AFUERA

Puedes encontrar buenas ideas en otras ciudades fuera de tu territorio o en países de nuestro entorno. Una opción, en este último caso, que suele dar modelos más revolucionarios, aunque también a veces resultarán más difíciles de adaptar.

4) COCREAR CON LOS CLIENTES

“La cocreación es una forma de desarrollar ideas que cada vez se utiliza más en el mundo de la empresa. Se trata de implicar al consumidor en el desarrollo de productos y en la producción de ideas que pueden dar lugar a ventajas competitivas e incremento de los beneficios. Nosotros lo utilizamos para identificar oportunidades y para producir nuevas ideas”, explicaba Reggy de Feniks. La clave está en conseguir la complicidad del cliente, a cambio de algo, o incluso de nada. Todo depende del nivel de implicación que pueda conseguir una marca con sus seguidores. ¿Qué se puede pedir a los clientes? Pueden colaborar en el desarrollo de estrategias de comunicación, aportar ideas de mejora para el negocio… incluso crear ellos mismos los productos de la firma.

5) ROMPÉ LOS MOLDES

“Para innovar hay que romper los esquemas tradicionales de pensamiento. Evitar seguir las secuencias lógicas de las cosas buscando respuestas a preguntas provocativas, como ¿por qué no? Por ejemplo, si uno sigue el pensamiento lineal y piensa en una moto siempre la va a asociar con dos ruedas y un vehículo sin techo. Y hemos visto que BMW ha fabricado una moto con techo”, explicaba Borja Martín. “

6) ATENTOS A LA LEGISLACIÓN

La ley obliga muchas veces a transformar cosas que antes parecían inamovibles. O que hasta el momento se habían quedado en simples sugerencias o incentivos para quienes iban por delante de la norma. Muchas veces se trata de negocios que más o menos ya se han intuido y que algunos se han adelantado a explotar. Pero siempre hay oportunidades en un cambio normativo, puesto que una vez que la ley es un hecho, los mercados implicados empiezan a crecer como la espuma.

Algunos ejemplos de ideas que buscaron su oportunidad en mercados incipientes fueron: oportunidades ecológicas. Cuando la ley obligó a las empresas fabricantes de neumáticos a hacerse cargo de la retirada de los que ya estaban fuera de uso, fue una oportunidad que la empresa gallega Reromas supo aprovechar. Hay que ir por delante de la norma. No hay que esperar a que se publique la ley para desarrollar una oportunidad de negocio. Las directivas comunitarias que ya se han desarrollado en otros países también pueden ser una fuente inagotable de inspiración. Valga para ilustrar este caso el ejemplo del uso de las bolsas de plástico que empezaron a gravarse en el entorno europeo mucho antes que en España.