https://www.grandespymes.com.ar/2022/06/06/en-busca-de-sentido/?dplrid=616D5F6172697A6140686F746D61696C2E636F6D

Todo está por hacer, todo está por inventar, en tu decisión está convertir tu vida una obra de arte o en una copia barata. En un mundo que ha cambiado y ha roto sus reglas, necesitamos encontrar un nuevo sentido común para poder conducirnos.

Si no persigues tus sueños, deberás aceptar la condena de trabajar para hacer realidad los sueños de otros.

No te guíes por la experiencia, de poco te servirá preguntar a un pasado que nada se parece al futuro.

Asómate al mundo y su discurrir desde la altura, observa el danzar de lo contingente para descubrir lo emergente y hacerte presente en lo relevante, solo así podrás ver los millones de posibilidades que se encienden ante ti cada día.

Busca lo que te inspira, piensa y actúa en grande, déjate llevar por tu intuición, no hagas caso a los que te dicen que es muy difícil, porque persiguiendo lo imposible lograrás lo extraordinario.

Deja de quejarte y poner excusas, asume la responsabilidad de conducir tu vida. En lugar de esperar lo que otros pueden hacer por ti, piensa quién eres ahora, en quién quieres convertirte y qué puedes ofrecer a los demás. Luego actúa en consecuencia.

Haz promesas valiosas y cúmplelas, conviértete en una oportunidad para los demás.

Maneja tu tiempo, sé el dueño de tus palabras y silencios. Di sí cuando quieras decir que sí y no cuando quieras decir que no. No tengas rubor en decir te quiero, dar las gracias, pedir perdón y no sé cuando no tengas respuestas.

Aprende a mirarte en las tres dimensiones que te constituyen (cuerpo, emociones y lenguaje). Gestiona tus emociones y construye una fortaleza emocional.

Si te haces con el dominio de las habilidades lingüísticas (escuchar, declarar, prometer, pedir, afirmar y hacer juicios fundados), podrás crear riqueza en cualquier actividad.

Abandona el tiempo anodino (cronos) y habita la dimensión del tiempo donde ocurren las cosas importantes (kairós), conviértete en un creador de kairós.

Para tu verborrea y escucha al otro, en el descubrimiento de sus necesidades, preocupaciones y aspiraciones hay un diamante en bruto para crear riqueza revolucionaria.

Modula tu voz interior y no dejes que te venza el miedo, como decía Emerson, el miedo es el elemento que más batallas ha ganado al ser humano a lo largo de la historia.

Cultiva una reputación que sostener y trabaja cada día para alcanzar la mejor versión de ti mismo.

No te dejes llevar por tus prejuicios, céntrate en lo que te une a los demás en lugar de las diferencias. No hay dos personas idénticas, supera la trampa de las identidades.

Convoca a la gente a vivir aventuras apasionantes, a hacer cosas prácticas, a un proyecto colectivo que deje un legado.

Solo no eres nadie, crea equipos, cultiva personas y procura su crecimiento. No hagas proyectos para cambiar el mundo, desarrolla a las personas que van a cambiar el mundo.

No te veas como un ser ya hecho y terminado, date la oportunidad para cambiar, crear, emprender, liderar, innovar y estirar tu talento cada día. No digas más: yo soy así, la vida es así, soy muy viejo, soy muy joven…

El relato constituye el mundo (primero fue el verbo), todas nuestras realidades han surgido de relatos y tú puedes ser un creador si aprendes a manejarlo.

La fuerza más poderosa es construir un relato del futuro que dé sentido a la vida de los demás, cuando lo tengas, invita a otros a hacerlo realidad desde la inteligencia colectiva.

Date permiso, desarrolla tu automandato y autodisciplina, construye una voluntad y un carácter de acero, conviértete en un ejemplo para los demás. Sé el primero en luchar.

Empléate en lo que puedes influir y deja de preocuparte por lo que no tienes control.

Disfruta de tu soledad, habla permanentemente con el ser que vive dentro de ti y exponte a la belleza de la naturaleza, descubrirás que formas parte de la energía eterna del universo.

Apaciguará la tensión existencial que te angustia y te ayudará a fluir con la vida.

No te dejes llevar por el canto de las sirenas del éxito y su efecto narcotizante, cuesta más recuperarse de un éxito mal gestionado que de un trabajado fracaso.

Tener muchas ideas no sirve de nada, las ideas solo sirven si las pones en acción.

Prima la acción y la inmediatez, si quieres hacer algo, no lo pienses demasiado, no esperes a tener todas las respuestas a todas las interrogantes, solo da el primer paso y avanza, el camino se irá abriendo a tus pies.

Hazte cargo de tu existencia. No te preocupes por encontrar el sentido a la vida, porque lo hallarás dando sentido a tu propia vida.

Por Juan Carlos Casco

 

Fuente: http://juancarloscasco.emprendedorex.com/en-busca-de-sentido/

#enbuscadesentido #busquedapersonal #nuevostrabajos #actitudemprendedora