Cuando tomé la decisión de producir una nueva imagen para el proyecto de desarrollo emprendedor, apareció la necesidad de elegir un nombre. No me convencía la idea de utilizar el mío para eso, porque quería una imagen y un nombre que fueran como un cartel luminoso de este momento de mi vida y de lo que me motivaba a hacer este intento.

En el 2015 viajé a Perú, una antigua aspiración de mi esposa, y recorrimos varios lugares de ese hermoso país. La última etapa fue Cusco (mejor, Qosqo, en quechua sureño). Allí, en el equipo que nos hizo conocer la zona de manera espectacular, estaba un guía, Oscar Quiñonez, hijo de madre quechua. Como generamos una muy buena relación, se me ocurrió pedirle –a través de las redes sociales- ayuda para encontrar una voz en esa lengua que expresara la idea que buscaba. Así llegué a esta palabra: Kusca, o sea Juntos, que expresa la vocación de un trabajo colaborativo para desarrollar un emprendimiento.

Una alternativa fue “Huiñason Kusca“ que representa el concepto de “crecer juntos”, pero me incliné por Kusca solo, por ser más breve, y porque es lo central: JUNTOS.

El diseño de la identidad visual de Kusca estuvo a cargo del estudio de la D.I.G. Mabel Curto. En cuanto al isotipo, la espiral cuadrada expresa el concepto de ciclo o “pachacuti”, que es retorno al mismo principio y crecimiento por unidades o etapas de desarrollo. Crecimiento, ascensión, dinamismo, todos estos conceptos están incluidos.

Que así sea.