PROSPECTIVA ESTRATÉGICA: VENTAJA COMPETITIVA E IDENTIFICACIÓN DE TENDENCIAS II

Por Edgar Eslava

https://www.grandespymes.com.ar/2019/10/14/prospectiva-estrategica-ventaja-competitiva-e-identificacion-de-tendencias-3/

Los estudios de prospectiva como estrategia trascendental

Los estudios de prospectiva permiten la identificación, anticipación y proyección de tendencias en los campos sociales, económicos y tecnológicos, utilizando métodos interactivos y participativos de debate, a fin de forjar nuevas redes sociales. Para ello es crucial identificar una visión estratégica que no resulte utópica, sino que reconozca y explique sus implicancias para las correctas decisiones y acciones del día de hoy.

Contar con una filosofía de empresa y una visión orientadora es vital para las organizaciones contemporáneas por los constantes cambios en el entorno altamente cambiante y competitivo, ya lo decía Heráclito de Éfeso (535 a.C.) “lo único permanente en el mundo es el cambio, afirmando que el fundamento de todo está en el cambio incesante”

Por su parte Peter Druker (1990) piensa que “los cambios en cualquier orden de cosas podrían producirse en el mundo cada 24 horas”, esto lo podemos palpar diariamente en todo lo que hacemos y percibimos a nuestro alrededor.

Todo lo que una empresa pueda haber construido hasta hoy será efímero en el futuro, si no está sintonizada con la velocidad del cambio, creemos que ninguna organización debe dormirse en sus laureles, las empresas de hoy no necesariamente serán las mejores del mañana y esta es la base para sobrevivir este mundo moderno, contar con una filosofía orientadora será fundamental.

Las personas y las empresas, deben prepararse conjuntamente para los cambios futuros, deben anticiparse, adaptarse a los fenómenos emitidos por aquellas situaciones que se presentan en este mundo cambiante, como es el de los negocios para construir futuro; es decir no esperar a que las cosas ocurran para tomar medidas que pudieran ser no tan oportunas Porque aunque el devenir no puede predecirse con exactitud, si podemos imaginar nuestro mañana preferido”.

Están implicados en este desafío Gerentes, empresarios, profesionales, administradores y ejecutivos a cargo de la toma de decisiones en las organizaciones públicas y privadas.

Otras razones de importancia para investigar el futuro

Son muchas las razones por lo que es importante la prospectiva que nos exigen identificar y entender, de manera sistemática, las tendencias dominantes en la economía internacional: hacia dónde se dirige la investigación y el desarrollo de las nuevas tecnologías y cómo afecta todo ello nuestros negocios y la calidad de vida de nuestro país.

Entre ellas, señalaremos a continuación algunas de las que se consideran, habitualmente, entre las más relevantes.

  1. La competencia aumenta rápidamente e impacta de manera repentina en los mercados y en las sociedades creciendo la rivalidad no sólo entre países sino también entre compañías. En los últimos 12 años, por ejemplo, muchos nuevos jugadores han entrado al grupo de las “economías de mercado”, sobre todo en Asia y Europa Central, ofreciendo nuevas oportunidades de negocios e inversión. Este aumento de la competencia sigue dos vectores principales. Por un lado, presenciamos un enorme (y tal vez sin precedentes) diferencial de costos laborales, en un contexto en el cual las empresas pueden mudar sus recursos y producción de una manera mucho más rápida y sencilla que en cualquier época pasada.
  2. La innovación tecnológica y la demanda que ella genera en materia de aumento de los conocimientos y las habilidades presionan de manera cada vez más directa e inmediata sobre mercados, productos y políticas públicas y empresariales.

Nacimiento y evolución de la prospectiva

Estudios recientes realizados en Estados Unidos de pronósticos tecnológicos comenzaron a utilizarse alrededor de 1950 en el área de la producción para la defensa. La Corporación Rand, por ejemplo, en diversos trabajos de consultoría, fue responsable por el desarrollo de algunos de los principales instrumentos utilizados en esta técnica, como el formulario de medición “Delphi”.

Grandes ejercicios de pronóstico se llevaron adelante en la Marina y la Aeronáutica de los Estados Unidos. Y las empresas privadas lo aplicaron al sector de la energía. No obstante, la escasa relación con el mercado provista por el área en que se especializaron los estudios de prospectiva, su utilización fue perdiendo adeptos. Sin embargo, a fines de los años 80 y como resultado de lo que se percibía como una amenaza japonesa a la competitividad americana, las técnicas de prospectiva volvieron a los primeros planos. Fue entonces cuando el Departamento de Comercio, el Concejo de Competitividad y la Oficina de Políticas en Ciencia y Tecnología comenzaron a utilizar nuevamente las renovadas técnicas de prospectiva.

A pesar de haber sido Estados Unidos quien comenzó en 1950 con la utilización de estas técnicas, fueron los japoneses los que las desarrollaron en todo su potencial. Persuadidos de que las mismas representaban un instrumento potencialmente útil para formular políticas enviaron un equipo de personas para consultar a los expertos en los Estados Unidos.

En 1970 los japoneses habían elaborado su propia estrategia de prospectiva y la aplicaron para producir una primera previsión acerca del futuro de la ciencia y la tecnología, con un horizonte temporal de 30 años. Dicho estudio fue preparado por la Agencia de Ciencia y Tecnología y, normalmente se considera el primer estudio de prospectiva tecnológica propiamente dicho.

El objetivo del mismo fue producir una visión general que mirara los campos de ciencia y tecnología como un conjunto, a fin de proveer inteligencia de negocios sobre tendencias de largo plazo a quienes formulan políticas en el sector público y privado. De este modo, estarían en condiciones de decidir los trazos gruesos de la dirección que había que tomar para alcanzar la vanguardia del progreso. Miles de expertos de la industria, las universidades y el gobierno participaron en la elaboración de este informe que desde entonces se repite cada 5 años.

En Holanda, este parece haber sido el primer país europeo en utilizar las técnicas de prospectiva en los años 70 para examinar la relación entre la ciencia y la sociedad. En los 80 los consejos sectoriales (para agricultura, salud y medioambiente) llevaron adelante varios estudios de prospectiva y en los 90 un comité asumió las tareas de coordinación de estos estudios en todo el país.

En Alemania el uso extendido que esta técnica comenzó a tener en otros países y, sobre todo, la unificación y los problemas de recesión y ajuste estructural a los que se enfrentaba la economía alemana, llevaron al país a incorporar (después de 1990) el uso de las técnicas de prospectiva.

Se buscó información sobre la utilización de este instrumento en los Estados Unidos y se recurrió a la asistencia de Japón que ya iba por su quinto ejercicio periódico (quinquenal) de prospectiva. Más tarde, y en función de su propia experiencia, Alemania colaboraría con el sexto ejercicio japonés en la materia.

A principios de los 80 Francia desarrolló varios ejercicios de prospectiva. Sin embargo, fue sólo a partir de 1994 que los mismos comenzaron a realizarse de un modo sistemático, basados en herramientas tradicionales como los formularios Delphi. A finales de esta década la técnica se extendió a países como Australia, Canadá, Noruega y Suecia.

En 1994 el Reino Unido lanza el primer ejercicio de prospectiva tecnológica. Desde entonces, varios países más han aplicado esta técnica, como Italia, España (que crea su Oficina de Prospectiva Tecnológica), Irlanda, Austria, Hungría, Sudáfrica, Nueva Zelanda, República de Corea, Tailandia, India y Turquía.

Prospectiva y Competitividad

El tipo de análisis requerido para enfrentar la competencia se ha vuelto más complejo. En un contexto donde una gran cantidad de países y empresas (empeñados en alcanzar y mantener el liderazgo competitivo de una economía basada en el conocimiento) usan esta técnica, soslayar su utilización puede disminuir la capacidad de competir en el futuro u otorgar una ventaja significativa a potenciales competidores en la carrera por la prosperidad y el liderazgo.

La creciente preocupación acerca de la interacción entre la capacidad competitiva de un país y factores sociales tales como el desempleo y las condiciones laborales, las desigualdades y el nivel de cohesión social, el medioambiente y la sustentabilidad del proceso productivo, los riesgos asociados con la emergencia de nuevas tecnologías así como la distribución de sus beneficios, requiere la formulación de análisis cada vez más sofisticados para enfrentar la competencia.

Hoy en día se requiere una mejor comprensión del funcionamiento de los sistemas económicos y sociales, mayores capacidades para formular políticas públicas e instrumentos de análisis que permitan vincular todos estos factores de manera articulada.

Las nuevas formas de competencia imponen la articulación de esfuerzos entre el sector público y el privado. Los estudios de prospectiva son una herramienta formidable, precisamente, porque representan una nueva y moderna forma de vincular las acciones de uno y otro.

Finalmente referimos que nadie discute hoy en día la importancia de la innovación y el cambio tecnológico como motor del desarrollo de una economía, o el hecho de que éstos constituyen el principal elemento de cambio y progreso. Sin embargo, introducirlos en la economía y en la sociedad presupone como requisito indispensable la permanente renovación de las capacidades sociales y habilidades en la fuerza de trabajo. Estas capacidades no sólo demandan nuevas habilidades, sino que, muchas veces, vuelven obsoletas las existentes.

Identificación de tendencias

Las presiones económicas y sociales que genera la globalización de los mercados sobre los pueblos y los empresarios obligan a formular un nuevo contrato social entre la ciencia, la tecnología y la sociedad, que permita la construcción de sociedades más justas, equitativas y, a la vez, más competitivas.

La identificación de tendencias en el campo tecnológico, la comprensión del funcionamiento y evolución de los mercados o el análisis informado de las políticas de la competencia son importantes beneficios arrojados por los ejercicios de prospectiva. Sin embargo, no hay que olvidar los relacionados con el descubrimiento y vinculación con potenciales aliados y socios comerciales/industriales así como el desarrollo de estrategias de negocios.

Dentro de los métodos generales de prospectiva cabe destacar aquellos que se basan en la consulta a expertos, (Métodos de Expertos) que reciben la denominación de métodos de expertos.

Los métodos de expertos utilizan como fuente de información un grupo de personas a las que se supone un conocimiento elevado de la materia que se va a tratar. Estos métodos se emplean cuando se da alguna de las siguientes condiciones:

  • No existen datos históricos con los que trabajar. Un caso típico de esta situación es la previsión de implantación de nuevas tecnologías.
  • El impacto de los factores externos tiene más influencia en la evolución que el de los internos. Así, la aparición de una legislación favorable y reguladora y el apoyo por parte de algunas empresas a determinadas tecnologías pueden provocar un gran desarrollo de éstas que de otra manera hubiese sido más lento.
  • Las consideraciones éticas o morales dominan sobre los económicas y tecnológicas en un proceso de evolutivo. En este caso, una tecnología puede ver dificultado su desarrollo si éste provoca un alto rechazo en la sociedad (un ejemplo lo tenemos en la tecnología genética, que ve dificultado su avance por los problemas morales que implica la posibilidad de manipulación del genotipo).

Visión gerencial de la Prospectiva

Sin planes, las gerencias no pueden saber cómo organizar a la gente y los recursos; puede que no tengan ni siquiera la idea clara de qué es lo que necesitan organizar. Sin un plan, no pueden dirigir con confianza o esperar que otros los sigan. Y sin un plan, los administradores y sus seguidores tienen muy pocas probabilidades de lograr sus metas o de saber cuándo y dónde se están desviando de su camino.

El control se convierte en un ejercicio trivial. Con frecuencia, los planes erróneos afectan la salud de toda la organización. Esta es la razón por la que la prensa comercial (The Wall Street Journal, Fortune, y otros) dedican tanta atención a las estrategias organizativas, a los planes que los principales administradores elaboran para satisfacer las metas generales de una organización. Sus lectores son accionistas que utilizan esta información para juzgar el desempeño actual de la organización y sus posibilidades de éxito futuro.

 

Fuente: https://manuelgross.blogspot.com/2017/03/prospectiva-estrategica-ventaja.html

PROSPECTIVA ESTRATÉGICA: VENTAJA COMPETITIVA E IDENTIFICACIÓN DE TENDENCIAS I

Por Edgar Eslava

https://www.grandespymes.com.ar/2019/10/14/prospectiva-estrategica-ventaja-competitiva-e-identificacion-de-tendencias-3/

La nueva ciencia llamada “Prospectiva” como la ciencia del futuro, se enfoca a la importancia de la visión estratégica que debe servir a toda organización como parte fundamental de visión de futuro organizacional, se analizan los estudios que se han efectuado en diversos países, el efecto de la tecnología y las personas en las organizaciones.

¿Qué es la prospectiva estratégica?

El Centro de Estudios Prospectivos de la UNALM en su editorial refiere que “La prospectiva parte del concepto que el futuro aún no existe y “se puede concebir como una realización múltiple” (Jouvenel, 1968) y que “depende solamente de la acción del hombre” (Godet, 1987). Por esa razón, el hombre puede construir el mejor futuro posible, para lo cual debe tomar las decisiones correctas en el momento apropiado.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) define la prospectiva como el “conjunto de tentativas sistemáticas para observar a largo plazo el futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos o sociales”

Gastón Berger (1991) (uno de los fundadores de la disciplina), define como la “Ciencia que estudia el futuro para comprenderlo y poder influir en él. Aunque en ocasiones el término futurología hace referencia a otras disciplinas no basadas en el método científico”.

Para el Instituto de Prospectiva Estratégica de España (1999) : “La prospectiva es una disciplina con visión global, sistémica, dinámica y abierta que explica los posibles futuros, no sólo por los datos del pasado sino fundamentalmente teniendo en cuenta las evoluciones futuras de las variables (cuantitativas y sobretodo cualitativas) así como los comportamientos de los actores implicados, de manera que reduce la incertidumbre, ilumina la acción presente y aporta mecanismos que conducen al futuro aceptable, conveniente o deseado”

Jordi Sierra (1992) la define como “La ciencia que estudia el futuro para comprenderlo y poderlo influir. Aunque de hecho es, paradójicamente, una ciencia sin objeto que se mueve entre la necesidad de predecir lo que puede ocurrir y el deseo de inventar el mejor futuro posible. Porque, aunque el devenir no puede predecirse con exactitud, si podemos imaginar nuestro mañana preferido”.

Otras dos conocidas definiciones descritas por investigadores del Reino Unido, citaremos a Ben Martin (1995), describe la prospectiva como “El proceso de investigación que requiere mirar sistemáticamente el futuro de largo plazo en ciencia, tecnología, economía y sociedad, con el objetivo de identificar las áreas de investigación estratégicas y las tecnologías genéricas emergentes que generarán los mayores beneficios económicos y sociales”.

Por su parte Luke Georghiou (1996), describe la prospectiva como “un medio sistemático de evaluar los desarrollos científicos y tecnológicos que podrían tener un fuerte impacto en la competitividad industrial, la creación de riqueza y la calidad de vida” .

Los rasgos importantes en estas definiciones son el carácter periódico (horizontes de tiempo que oscilan entre los 5 y los 30 años) y sistemático de estos estudios, así como la importancia de balancear el empuje de los desarrollos científico-tecnológicos con la demanda del mercado.

Por su parte, estos estudios no deben ser dominados únicamente por los aspectos tecnológicos. Es importante que el análisis esté orientado a los aspectos sociales que trascienda la creación de riqueza e incluya asuntos tales como la prevención del crimen, la equidad, la educación, la creación de habilidades o el envejecimiento de la sociedad.

La prospectiva como ventaja competitiva sostenible

Un país sin prospectiva es un país sin visión y progreso, una empresa sin prospectiva es una organización disfuncional y quebrada que no sobreviviría en un mundo de alta competitividad y constantes cambios, una persona sin prospectiva es una persona sin futuro, que fracasaría y no podría alcanzar la prosperidad, mejor calidad de vida y la felicidad.

La empresa debe planificar su futuro

Alvin Toffler (1992) refiere “Mientras la economía y la sociedad del mañana van tomando forma, todos nosotros -individuos, compañías, organizaciones y gobiernos por igual- nos enfrentamos al más salvaje y veloz recorrido hacia el futuro que ninguna generación haya realizado ¡Bienvenidos al resto del siglo veintiuno!”

“Todos los países deben tener en claro que los cambios sociales se irán acelerando, los futuros puestos de trabajo requerirán más y más conocimientos y habilidades.”

Nos planteamos algunas interrogantes que deben ser trascendentes en todo grupo humano y en especial las organizaciones. Seguramente nos hemos preguntado si el éxito de hoy que obtiene una empresa, seguirá siendo el éxito de mañana.

Las organizaciones no sólo deben convivir y estar suficientemente satisfechas con los éxitos del presente, sino seguir visualizando y planificando su visión hacia un futuro prometedor, los éxitos de hoy no serán los éxitos de mañana, las organizaciones tendrán que estar renovándose siempre, no es suficiente formular un plan estratégico, no siempre es la solución total, tenemos que tener visión y adecuada prospectiva del entorno.

En la Revista Americana Fortune (1996), se refiere que de diez planes estratégicos formulados adecuadamente sólo uno se implementa exitosamente, y que entre las causas más comunes tenemos fundamentalmente el adormecimiento de los niveles gerenciales, falta de visión, prospectiva y problemas básicamente debido a las actitudes gerenciales, como el conformismo, escasas competencias para inspirar, motivar e entusiasmar a sus colaboradores.

El benchmarking no es una solución necesariamente, pero sí es una necesidad constante que puede coadyuvar a asegurar su futuro de largo plazo, aprendiendo las mejores prácticas de los negocios líderes.

Las organizaciones deben tienen la necesidad de mirar con prospectiva todos estos interrogantes:

  • ¿Creemos que los clientes a los que sirve hoy les servirá también en un plazo de entre cinco y diez años?
  • ¿Los canales que utilizamos hoy para llegar a sus clientes subsistirán sin cambios dentro de unos años?
  • ¿Nuestros competidores de hoy; serán los mismos en otro periodo?
  • ¿Cuál es la base de nuestra ventaja competitiva actual?; ¿cuál será dentro de cinco años?; ¿cuál será dentro de diez años?
  • ¿Cuáles serán las condiciones económicas a largo plazo?, ¿Y las tendencias de precios?
  • Nuestros productos ¿son competitivos?; ¿aparecerán otros sustitutivos resultantes de las nuevas tecnologías?
  • ¿Dónde se generan hoy los márgenes?; ¿dónde se generarán en el futuro?
  • ¿Las competencias de nuestra gente servirán dentro de diez años?
  • Controlamos nuestra empresa hoy; ¿creemos que la podremos seguir controlando en el futuro con las mismas premisas de hoy?
  • ¿Qué nos define hoy como empresa frente a accionistas, empleados, proveedores, clientes, público y sociedad?; ¿qué nos definirá dentro de algunos años?
  • ¿Qué cosas cambiarán y cuáles no cambiarán?
  • ¿Cómo analizarlas y extraer consecuencias útiles?

Las buenas preguntas nos aproximan a un nivel de reflexión muy interesante en torno a la prospectiva estratégica.

En el mismo enfoque ¿Qué nuevas necesidades tendremos que satisfacer en 5 o más años en nuestros clientes? ¿Cómo será la nueva cultura de consumo? ¿Cómo manejar eficazmente la nueva fuerza de trabajo y sus características? ¿Qué competencias humanas serán necesarias en las personas para manejar nuevas tecnologías? ¿Qué tecnologías serán necesarias para producir mejores productos, mejores servicios? ¿Qué está siendo nuestra competencia mejor que nosotros?

¿Cuáles son los cambios del entorno que afectan a clientes, productores y proveedores? ¿Lo que hace nuestra competencia tienen visión de futuro? ¿Contamos con un plan estratégico? ¿Cuáles son las nuevas competencias gerenciales necesarias en el futuro? ¿De qué manera influyen nuestros stakeholders (Accionistas, clientes, proveedores, personal, comunidad)?. Debe ser necesario formular estas y otros interrogantes en el aquí y ahora en todas las organizaciones que deseen permanecer en el mercado.

¿A quiénes está dirigida la prospectiva?

  • A los líderes políticos y sus equipos, consejeros gubernamentales, agencias públicas, expertos políticos, económicos y legislativos, que necesitan tomar decisiones con implicaciones socioeconómicas muy importantes a largo plazo.
  • A los líderes de las Empresas y Organizaciones que buscan comprender el futuro con el fin de adelantarse a sus competidores o encontrar nuevas oportunidades de negocio.
  • A los equipos directivos que necesitan plantear, analizar, evaluar, representar y comunicar las decisiones importantes sobre el futuro.
  • A los managers especializados en adquisiciones y fusiones de empresas, estrategias, marketing, etc., que necesitan explorar las consecuencias de las decisiones importantes a tomar en diferentes escenarios.
  • A los profesionales y consejeros de inversiones que necesitan prospectar las evoluciones a largo plazo de las empresas donde vayan a invertir/desinvertir.
  • A los estudiantes que desean proyectarse un futuro mejor.

Los estudios de prospectiva como estrategia trascendental

Los estudios de prospectiva permiten la identificación, anticipación y proyección de tendencias en los campos sociales, económicos y tecnológicos, utilizando métodos interactivos y participativos de debate, a fin de forjar nuevas redes sociales. Para ello es crucial identificar una visión estratégica que no resulte utópica, sino que reconozca y explique sus implicancias para las correctas decisiones y acciones del día de hoy.

Contar con una filosofía de empresa y una visión orientadora es vital para las organizaciones contemporáneas por los constantes cambios en el entorno altamente cambiante y competitivo, ya lo decía Heráclito de Éfeso (535 a.C.) “lo único permanente en el mundo es el cambio, afirmando que el fundamento de todo está en el cambio incesante”

Por su parte Peter Druker (1990) piensa que “los cambios en cualquier orden de cosas podrían producirse en el mundo cada 24 horas”, esto lo podemos palpar diariamente en todo lo que hacemos y percibimos a nuestro alrededor.

Todo lo que una empresa pueda haber construido hasta hoy será efímero en el futuro, si no está sintonizada con la velocidad del cambio, creemos que ninguna organización debe dormirse en sus laureles, las empresas de hoy no necesariamente serán las mejores del mañana y esta es la base para sobrevivir este mundo moderno, contar con una filosofía orientadora será fundamental.

Las personas y las empresas, deben prepararse conjuntamente para los cambios futuros, deben anticiparse, adaptarse a los fenómenos emitidos por aquellas situaciones que se presentan en este mundo cambiante, como es el de los negocios para construir futuro; es decir no esperar a que las cosas ocurran para tomar medidas que pudieran ser no tan oportunas Porque, aunque el devenir no puede predecirse con exactitud, si podemos imaginar nuestro mañana preferido”.

Están implicados en este desafío Gerentes, empresarios, profesionales, administradores y ejecutivos a cargo de la toma de decisiones en las organizaciones públicas y privadas.

Otras razones de importancia para investigar el futuro

Son muchas las razones por lo que es importante la prospectiva que nos exigen identificar y entender, de manera sistemática, las tendencias dominantes en la economía internacional: hacia dónde se dirige la investigación y el desarrollo de las nuevas tecnologías y cómo afecta todo ello nuestros negocios y la calidad de vida de nuestro país.

Entre ellas, señalaremos a continuación algunas de las que se consideran, habitualmente, entre las más relevantes.

  1. La competencia aumenta rápidamente e impacta de manera repentina en los mercados y en las sociedades creciendo la rivalidad no sólo entre países sino también entre compañías. En los últimos 12 años, por ejemplo, muchos nuevos jugadores han entrado al grupo de las “economías de mercado”, sobre todo en Asia y Europa Central, ofreciendo nuevas oportunidades de negocios e inversión. Este aumento de la competencia sigue dos vectores principales. Por un lado, presenciamos un enorme (y tal vez sin precedentes) diferencial de costos laborales, en un contexto en el cual las empresas pueden mudar sus recursos y producción de una manera mucho más rápida y sencilla que en cualquier época pasada.
  2. La innovación tecnológica y la demanda que ella genera en materia de aumento de los conocimientos y las habilidades presionan de manera cada vez más directa e inmediata sobre mercados, productos y políticas públicas y empresariales.

Fuente: https://manuelgross.blogspot.com/2017/03/prospectiva-estrategica-ventaja.html

VEINTE MEDIDAS PARA MEJORAR LAS FINANZAS DE LA EMPRESA

Este es un tema importante, aunque sea en el contexto europeo, con lo que no todo sirve directamente, pero está bueno que en los equipos emprendedores haya algún miembro que entienda de ello.

https://www.grandespymes.com.ar/2019/10/09/20-medidas-para-mejorar-las-finanzas-de-la-empresa/

Mejorar las finanzas debería ser una labor continua y no sólo cuando las alarmas se disparan por los problemas de liquidez o por una situación de crisis.

Algunas veces la solución es fácil y basta con implementar unas medidas financieras, pero otras veces la clave para mejorar las finanzas se encuentra en otras áreas como por ejemplo marketing o ventas.

Sea como sea, si quieres mejorar las finanzas de tu empresa te recomendamos seguir estas medidas agrupadas por bloques:

Mejorar la Gestión de Tesorería

  1. Optimizar los procesos del ciclo de caja

El ciclo de caja o cash conversion cycle (CCC) establece la relación entre los pagos y los cobros. Es el tiempo durante el cual el dinero de una empresa permanece inmovilizado en el proceso de compra, venta o producción.

El ciclo de caja se basa en los elementos siguientes:

  • “Days Sales Outstanding” (DSO): la media de número de días durante los que esperas un pago después de haber entregado el producto o servicio a tu cliente.
  • “Days Inventory outstanding” (DIO): la media de días que te hacen falta para transformar tu stock en ventas.
  • “Days Payable Outstanding” (DPO): la media de días que necesitas para pagar a tus proveedores.

La fórmula del ciclo de caja es la siguiente:

CCC = DSO + DIO – DPO

Es decir, la media de tiempo que transcurren hasta que recibes las ganancias de una inversión, desde que pagamos a nuestros proveedores hasta que cobramos de nuestros clientes.

La clave para mejorar el ciclo de caja consiste en facturar rápido y bien, para así reducir el plazo de cobro.

La ventaja evidente de un ciclo de conversión de caja corto es que tendrás más fondos a tu disposición.

Cuanto más corto es el ciclo de caja, menos tiempo permanece tu dinero inmovilizado, de esta forma necesitarás retener menos dinero para cubrir todos los gastos.

Podrás desarrollar más actividades durante ese tiempo lo que reforzará tu posición en el mercado y solvencia.

  1. Crear la figura de tesorero al margen de la del contable

Básicamente porque la gestión de tesorería se basa en cobros y pagos de dinero en efectivo.

Ciertas normas contables como la de vengo a veces están muy alejadas de la realidad financiera.

  1. Reducir el número de bancos y de cuentas

El dinero que tienes en tus bancos debe estar perfectamente controlado.

Una muy buena idea es sustituir las cuentas corrientes por cuentas de crédito, de esta manera evitas descubiertos y sus comisiones, así como saldos ociosos y dispersos.

Programas de contabilidad como Anfix te permiten conocer de un solo vistazo la situación de todas tus cuentas:

En el momento que se produzca un pago o un cobro en una de tus cuentas te envían una notificación.

Si alguna cuenta entra en números rojos, te llegara una alarma instantánea

Toda la información centralizada sin necesidad de consultar las páginas de tus bancos de forma individual.

  1. Realizar previsiones de tesorería a corto y largo plazo frecuentemente

Te recuerdo que en gestión de tesorería la clave es anticiparse a los déficits, no ser 100% precisos en cuanto a su importe.

  1. Centralizar las decisiones de tesorería

Con la centralización de tesorería se persigue optimizar el reparto de líquido entre las diferentes cuentas de la empresa o sus filiales.

Por ejemplo:

Transferir fondos hacia cuentas que presentan un saldo negativo con el fin de evitar intereses negativos.

Transferir fondos hacia una cuenta única con el fin de optimizar el resultado de intereses al compensar las posiciones de crédito y débito…

  1. Utilizar todo el potencial de las nuevas tecnologías

Banca online, factura electrónica, sistemas informáticos para automatizar procesos…

El objetivo ha de ser minimizar costes y aumentar la productividad, simplificando las tareas cotidianas de tesorería.

Optimizar las operaciones de cobro y pago

  1. Conocer y comunicar cuál es el coste de nuestra estructura de financiación

Pólizas de crédito

Préstamos a largo plazo

Aplazamientos con proveedores o Administración Pública, etc.

De cara a que las personas con capacidad de gestión de stocks, clientes, tesorería, etc. sepan cuál es el coste financiero de sus decisiones.

  1. Analizar los procesos de cobro

Con el fin de reducir los días entre el vencimiento y la fecha valor del cobro.

  1. Empresas con clientes internacionales con una divisa diferente del euro

Usar para los cobros y pagos cuentas en divisas para mejorar la operativa y reducir los costes por cambio de moneda.

  1. Analizar los medios y sistemas de cobro

Con el fin de eliminar los de mayor coste y plazo de cobro y evitar medios de pago cuya iniciativa sea totalmente del cliente, como por ejemplo la transferencia bancaria.

  1. Revisar las condiciones de venta a clientes

Fijando diferentes condiciones de pago y facturación según la importancia del cliente (método ABC).

  1. Analizar el proceso de facturación

Asegurándose de que se factura rápido, en el momento de entregar la mercancía o al realizar el servicio, y sobre todo sin errores (forma de pago, número de cuenta, datos del cliente, importe, etc.)

  1. Digitalizar el cobro de remesas de recibos

Cheques, pagarés, etc. Así evitaremos tenerlos en papel guardados en un cajón, reduciendo los días hasta su cobro.

  1. Crear un procedimiento para el tratamiento de los impagados

Actuando de forma sistemática para evitar dilatar la reclamación judicial de los créditos de dudoso cobro. Aplicar recargos por demora en los pagos según los días transcurridos y el importe pendiente.

  1. Centralizar los pagos

Tanto por delegaciones como por días. Evitando que las delegaciones realicen sus propios pagos y evitando tener más de dos días de pago al mes.

Política bancaria

  1. Utilizar entre 3 y 5 bancos para cubrir las necesidades de financiación

Con el objetivo de tener unas mejores condiciones y margen de negociación.

  1. Pactar de forma anual un plan de operaciones a ofrecer a cada banco

Indicando volúmenes y condiciones para las mismas. Para ello hay que conocer la rentabilidad que obtiene el banco con tu empresa, y para mejorar las finanzas comprobar que efectivamente las condiciones pactadas son las que se aplican.

Financiación

  1. Comparar el coste de financiación de las diferentes opciones

Comparar las opciones disponibles para mejorar las finanzas al tener en todo momento el mínimo coste posible.

  1. Mejorar las finanzas con financiación a través de operaciones multidivisa

Para aprovechar las tendencias en cotización que nos puedan beneficiar por el tipo de cambio con el euro.

Control del riesgo financiero

  1. Establecer coberturas para las operaciones en divisas diferentes al euro

Donde una variación en la cotización puede tener un alto coste financiero.

 

Fuente: https://cepymenews.es/medidas-mejorar-las-finanzas-la-empresa

ESTAMOS REINVENTANDO EL TRABAJO: LO QUE UN LÍDER DEBE SABER PARA AFRONTAR EL FUTURO

Por Héctor G. Barnés

https://www.grandespymes.com.ar/2019/09/29/estamos-reinventando-el-trabajo-lo-que-un-lider-debe-saber-para-afrontar-el-futuro/

¿Qué cambios se avecinan? ¿Cómo deben preparase las empresas ante ellos? Seis expertos de primer nivel respondieron a estas preguntas en el último evento organizado por WOBI

La historia que cuenta la profesora de Gestión Financiera de la London School of Economics Lynda Gratton sobre sus dos hijos suena a parábola bíblica sobre el futuro del empleo. El primero le confesó que quería ser periodista. Error. El segundo, que estudiaría medicina. Buena elección. ¿Por qué? La autora de ‘Prepárate: el futuro del trabajo ya está aquí’ lo tenía claro: “Muchos de los artículos que leemos están escritos por un robot o encajan en una plantilla predeterminada, así que son automatizables. Sin embargo, todos estamos cada vez más preocupados por vivir más, y hacerlo con buena salud”. Cuando entra a su aula, ve a sus 200 alumnos con sus bolsas del gimnasio. Y ella misma, a los 65 años, presume de estar en muy buena forma gracias al Pilates o el yoga.

Lo que Gratton intenta explicar a los alrededor de 200 asistentes al World Leadership Forum, el congreso organizado por WOBI con El Confidencial como ‘media partner’ que tuvo lugar en la Hesperia Barcelona Tower este jueves y viernes, es que el cambio ya está aquí: “Aún no hemos conseguido reinventar el trabajo, pero estamos en ello”. Así que anima a los empresarios a plantearse tres preguntas: “¿Hacéis lo necesario para contribuir a mejorar la productividad a vuestros trabajadores, es decir, para que creen algo valioso? ¿Formáis grupos de iguales que compartan su aprendizaje? ¿Los ayudáis a mejorar su reputación?” Los humanos aprendemos viendo a otros humanos, y, por lo tanto, un buen líder debe ser aquel que conjugue unas buenas cualidades con la calidez personal.

Los robots son buenos en hablar de lo que ya hay, pero el talento humano está en descubrir lo que no existe.

Gratton, como cabecilla de una lista de seis ponentes entre los que se encuentran Daniel Goleman, Magnús Scheving o Sarah Lewis, abre fuego con las que considera las tres tendencias que marcarán nuestro futuro inmediato, el mayor cambio en la historia de la humanidad. Para empezar, los robots, que están aquí para quedarse. “La tecnología siempre produce nuevos trabajos”, recuerda. “Lo difícil es saber cuáles son exactamente los que van a aparecer”. Si alguien necesita una guía, puede fijarse en aquellos no rutinarios y analíticos. “Los robots son muy buenos en decirte lo que hay”, recuerda, “pero el verdadero talento humano se encuentra en descubrir lo que no existe”.

El tiempo, como explicó en ‘La vida de 100 años’, también es clave. Viviremos más y mejor, lo que plantea nuevos retos. “Vamos a trabajar hasta los 75 años, esto es así, pero ningún partido se atreve a decirlo porque no es una buena promesa electoral”, recuerda. No hay que verlo únicamente como un reto para economistas: se trata de un replanteamiento de nuestra vida, que deja de circular sobre el eje escuela-trabajo-jubilación para pasar a una existencia de múltiples etapas en la que el objetivo no sea ganar dinero para comprar cosas que supuestamente te hagan más feliz. El último gran cambio es la irrupción de la mujer en el mercado laboral, aunque, reconoce, queda mucho por hacer. Así que anima a todo aquel que quiera ser un gran líder a convertirse en un pionero social y comenzar a implantar la baja de paternidad: una sociedad con igualdad de oportunidades es más productiva para todos.

Cambiar por dentro

Para que el cambio no nos lleve por delante, debemos cambiar también por dentro. Pocos oradores son capaces de conseguir que 200 personas, muchas de ellas poco acostumbradas a acatar órdenes, cierren los ojos y se concentren en su propia respiración igual que que hacen los alumnos de una escuela del Spanish Harlem neoyorquino, pero Daniel Goleman es capaz de ello (y de mucho más). Un cuarto de siglo después de la publicación de ‘Inteligencia emocional’, que desmontó la importancia del coeficiente intelectual en favor de rasgos como la empatía, el trabajo en equipo o la comprensión tanto en el mundo de los negocios como en el personal, su enfoque humanista sigue suscitando admiración entre el auditorio. “Cuando comencé la gente me decía que no se podía hablar de emociones en los negocios”, recuerda. “Pero yo hablaba de inteligencia, y cuantos más datos hemos conseguido, más personas han admitido que estaba en lo cierto”.

“Descubrí su importancia en la reunión de viejos alumnos 20 años después del instituto”, narró. “El que había tenido más éxito no era ni el más inteligente ni el que sacaba mejores notas, sino que en lo que destacaba es en que era un excelente ser humano”. Su compañero pasó a fundar su propia cadena de televisión por cable, triunfó, la vendió en lo más alto y ahora se dedica a jugar al golf en Florida. “De donde vengo, es nuestra idea del éxito”, bromea Goleman. Si hay algo en lo que coincidan los líderes de las mejores empresas es en su capacidad para crear un ambiente positivo entre sus empleados, en conseguir que se diviertan con lo que hacen y que esta alegría sea contagiosa.

“La lección que deben aprender es que todos miran a la persona más poderosa de la jerarquía, y es capaz con su humor de deprimir a los demás, y hundir la productividad, o de motivarles y que todo salga mejor”, recuerda. La empatía es un rasgo clave para todos los líderes, pero se puede mejorar con un poco de trabajo. También otras cualidades que parecen sencillas, pero que no lo son, como la capacidad de escuchar. Goleman propone tres cosas que todo líder debe hacer: plantear objetivos claros, dejar que cada uno de los trabajadores alcance ese objetivo como considere que debe hacerlo y proporcionar continuamente ‘feedback’: “Recordad que el liderazgo es conseguir que el trabajo salga bien gracias a tu equipo”.

Puedes tener la mejor tecnología en tu empresa, pero no es suficiente si no pones un poco de drama en todo lo que haces.

Algo semejante planteó el doctor, cirujano y experto en motivación Mario Alonso Puig durante su intervención, en la que recordó que todos podemos (y debemos) cambiar a mejor, a través de nuestro cuerpo, mente y alma. Desde cambios en apariencia sencillos pero que son decisivos en nuestra salud como la dieta (“el gran problema es el azúcar, pero no el de los postres, sino el de los alimentos preparados”, recordó) hasta el ejercicio, pasando por la siesta (“la cabezadita de 10 minutos”), hasta superar la disonancia entre lo que esperamos de la vida y lo que esta nos da, la clave se encuentra en dejar que la red ejecutiva frontal, el “buen jefe”, como recordaba Goleman, tome las riendas, y no la amígdala, ese mal jefe capaz de que las personas más inteligentes tomen las peores decisiones.

La vida es una ilusión

El colombiano Juan Pablo Neira concluyó su participación con una disculpa: “Conmigo no han aprendido nada, simplemente les he recordado lo que ya sabían”. Si bien los principios que el publicista y empresario recordó pueden sonar familiares (la importancia de la motivación como motor de arranquel, la urgencia de desarrollar las ideas para convertirlas en realidad y que no se queden en agua de borrajas), su forma de transmitirlas a un auditorio boquiabierto no tiene nada de convencional. Neira es un mago, en el sentido literal y figurado, capaz de sacar de su maletín bolas de billar de varios kilos de peso o de meterse en la mente de los participantes para descubrir qué carta de la baraja de póker han elegido. ¿El mensaje? “Nada es imposible, simplemente aún no lo han intentado”.

“La innovación es tecnología más drama” es uno de los lemas de Neira, quien decidió añadir la magia a su repertorio hace 20 años, en mitad de una crisis vital. Una decisión que le ha llevado a dar 950 conferencias en 30 países. “Puedes tener la mejor tecnología en tu empresa, pero no es suficiente si no pones un poco de drama en todo lo que haces”. Así fue su intervención en Barcelona, como una pequeña obra de teatro mágica que reivindicó la importancia de pensar diferente, de convertir tus proyectos en una experiencia, construir confianza y en ejecutar innovando. En definitiva, de la magia, que para él es motivación, actitud, gente, innovación y actuación.

Michael Jordan dijo que el secreto de su éxito sin parangón se encontraba en todos los fracasos que había sufrido. Basándose en esa premisa, Sarah Lewis, profesora de Harvard y parte del Comité de Políticas de Arte de Barack Obama, pasó un lustro entrevistando a más de 200 creadores, ya fuesen artistas, empresarios o deportistas. El resultado es el ‘best seller’ ‘The Rise’, donde expone los rasgos que, a su juicio, son clave para la creatividad y el liderazgo. Una de ellas es la determinación, esa que consiguió que Martin Luther King, el niño que suspendía en oratoria en el colegio, terminase dando uno de los discursos más memorables de la historia. Pero tan importante es la determinación como la capacidad de corregir la dirección a tiempo: “A menudo hay que cambiar tus tácticas para alcanzar una meta, porque aunque lo que obtengas sea un resultado totalmente distinto a lo que esperabas al principio, has logrado tu objetivo inicial”.

A menudo es difícil defender las buenas ideas en público, porque cedemos a la presión de nuestro grupo.

A las personas realmente creativas no les preocupa tanto el éxito como la maestría. “La diferencia es que el éxito es dar en la diana una vez”, recordó, “mientras que la maestría es saber que eso no sirve de nada si no eres capaz de hacerlo una y otra vez”. Franz Kafka quiso quemar toda su obra y hoy es recordado como uno de los grandes escritores del siglo XX. Cézanne consideraba que el 90% de sus obras eran fallidas. “Los maestros suelen estar insatisfechos”. El último rasgo que comparten es disponer de un espacio propio para la creación, donde las ideas puedan desarrollarse en libertad. “Muchas de las buenas ideas son fáciles de defender en privado, pero cuando las tenemos que discutir en público, frente a la presión del grupo, nos acobardamos”, explica la experta en arte. Es lo que ocurrió con películas como ‘Juno’ o ‘El discurso del rey’, proyectos que todos admiraban pero nadie se atrevía a sacar adelante por miedo al fracaso pero que terminaron convirtiéndose en grandes éxitos. “Todas las empresas necesitan a una Casandra, una persona que ponga objeciones a los consensos rápidos”, concluye Lewis.

Magnús Scheving fue el conferenciante más peculiar (y quizá el más carismático) de todos los que pisaron la tarima de WOBI. Atleta islandés de élite de cincuenta y cinco años, aunque por su apariencia podría pensarse que tiene 40, narró el lento pero seguro camino hacia el éxito de Lazy Town, la serie de televisión infantil que le lanzó a la fama. “Comencé con una idea que fue un reto: hacer algo con la salud de los niños sin tener dónde enseñarla ni saber qué vender”, explicó. 10 años y 52 países visitados después, arrancó con un pequeño libro lo que se terminaría convirtiendo en un éxito global que consiguió un doble objetivo: ser vendida a TimeWarner cuando Scheving consideró que había llegado la hora y que el ministro de Sanidad islandés le felicitase por haber sido la culpable de frenar la epidemia de obesidad infantil.

A lo largo del camino, Scheving aprendió una serie de lecciones: hay que aspirar a estar siempre en el top 3, es decir, hay que situarse en sectores donde no haya una gran competencia; elegir el equipo correcto, donde no haya ningún vago (“no el que se hecha la siesta, sino al que ha dejado de importarle todo”), comunicarte claramente con tu equipo (“sé específico y si ya lo eres, intenta serlo aún más”) y tener claro el beneficio de su empresa, que en su caso puede resumirse en que una buena idea es “aquella con la que todo ganan”. Algo semejante a la idea que tuvo hace casi 30 años y que le llevó a presentarse, disfrazado como el protagonista de LazyTown, en la Casa Blanca: “Cuando vienes de un país pequeño, es difícil dar el primer paso, porque no hay nadie que lo haya hecho antes”. Pero él lo hizo.

A media tarde, tras horas y horas de ideas y debates, Scheving cerró las sesiones solicitando a los asistentes imitarle realizando el baile de Lazy Town, un excéntrico, pero apropiado colofón. Si algo quedó claro, es que es su lado humano lo que convierte al líder en uno, y que todo cambio en la empresa comienza por la transformación personal de aquel que aspira a dirigirla. También, que el futuro es incierto, y que, por ello, debemos estar listos para cambiar de dirección. Graffton convenció a su hijo para que no estudiase Periodismo, pero hizo Relaciones Públicas, como confesó con satisfacción a El Confidencial en uno de esos apartes personales que estos encuentros facilitan.

 

Fuente: https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2019-05-25/wobi-lynda-gratton-alonso-puig-daniel-goleman_2020078/

CUATRO TIPS PARA APRENDER CÓMO VALIDAR UNA IDEA DE NEGOCIOS

Me ha parecido una buena información para quienes están esta etapa inicial de su proyecto emprendedor.

Espero que les sirva

https://www.grandespymes.com.ar/2019/09/19/4-tips-para-aprender-como-validar-una-idea-de-negocios/

 

Todo se ve muy bien en la imaginación o sobre un papel, pero una cosa es pensar la idea y otra es ejecutarla.

 

Después de haber hablado con varios emprendedores, el equipo de Empréndete produjo este episodio de su podcast en el que escucharás 4 consejos para validar tu emprendimiento.

Un gran take away que tiene este episodio es la diferencia entre hacer una validación de un problema y hacer la validación de una solución.

¿Qué quiere decir validar un problema? Esto no es más que saber si un problema, de verdad, sí es un problema. El episodio abre sobre un par de cosas a tener en cuenta para lograr identificar necesidades, como, por ejemplo:

Entender un problema como una oportunidad en el que un usuario está buscando progresar de alguna manera.

Una oportunidad no solo se define con números, sino también con datos cualitativos, que en otras palabras quiere decir hablar directamente con las personas y escucharlas.

Raúl Amigo, en su sesión de Empréndete Premium y también en este gran episodio del podcast de Empréndete, habla sobre las técnicas proyectivas que te permiten entender a las personas sin que hablen directamente sobre ellas. La clave está en buscar entender la historia de la persona y no nada más preguntarle si compraría un producto.

¿Cuáles son los consejos que vas a escuchar en el episodio?

Recoge la mayor cantidad de información que puedas

Es difícil que exista una idea completamente única y que no se le haya ocurrido a nadie más. Siempre hay otras versiones de lo que tienes en mente o distintas maneras de satisfacer una misma necesidad.

Sin embargo, no está mal encontrar personas que ya estén haciendo algo igual o parecido. Es más, esto es una gran oportunidad para ti porque así puedes aprender de los errores y experiencias de estas personas que ya te abrieron camino.

Es por eso que uno de los mejores consejos para validar es hacer una investigación detallada de negocios, así sea en otros países, que ofrezcan soluciones similares a las tuyas.

Aplica el concepto del mínimo producto viable (MVP)

La importancia de hacer una buena validación es entender si existe un mercado potencial para un producto o servicio. ¿De qué sirve crear una solución que nadie va a comprar? Es en este momento en el que el concepto del mínimo producto viable cobra sentido.

Un MVP, por sus siglas en inglés, es una versión pequeña y básica de un producto con la que un cliente potencial puede identificar los beneficios y el diferencial de una idea. Es una versión en desarrollo que aún no tiene todas las características desarrolladas porque, primero, es necesario recibir el feedback de los clientes para hacer una buena validación.

Indaga sobre todo lo que puede salir mal

Una vez hayas hecho pruebas pequeñas y tengas una primera versión de validación de tu idea de negocio, vale la pena que te preguntes qué puede fallar con tu producto. Imagina lo siguiente: Si creas una solución innovadora que puede sonar muy bien después del MVP pero que solo es rentable si se produce a gran escala, ya encuentras una limitante de recursos monetarios para tu emprendimiento.

El episodio tiene un par de ejemplos que son muy útiles para entender este punto.

Mantén siempre una actitud de feedback

Ningún emprendedor debe tener miedo de recibir feedback, pues es la única forma en la que es posible entender dónde está la oportunidad de mejora para un producto.

Fuente: https://escuelapararicos.net/4-tips-para-aprender-como-validar-una-idea-de-negocios/